23 feb. 2016

Mundo

Recorrer ese lugar artificial imitando ser origen, tan preso de infancia, me vino bien.

Pero, para un día que me animo a ver lo que sucede en el mundo, veo mi pesadilla de esa misma infancia.
Y no hablo de torceduras de tobillo por el ballet. Hablo de la promesa que me hice a mí misma con 5 años.

Y esta noche he visto muchas caras, muchas manos retorcidas sobre piernas, he oído muchos llantos avergonzados, muchas promesas rotas a los 10 minutos.

Señor Marketing, por muchos anuncios, muchos números de teléfono gratuitos,  muchos documentales y muchas carreras que organices, todo seguirá igual.

Quién decide vender sprays de defensa personal? Seguro que alguien que pasa de educar a un hombre.
De quien fue la idea de la castración química? Sinceramente, yo disfrutaría  poniendo epidural a ese mismo cabronazo y metiéndole una paliza que no olvidará en su vida.

Un moratón se cura, un trauma no.

Y soy muy tolerante, pero quien hace el mal a sus iguales no es que se merezca lo mismo.
Yo iría más allá.

Eres un enfermo, tienes traumas y por eso necesitas ver dolor? Pues hay centros en los que el dolor es el pan del día a día.

Nada más que decir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario