27 dic. 2012

Mis deseos

Por mucho que le prometa a mi estrella pasar ciertas pruebas, hay etapas de éstas que no supero.; parones que parecen hundirme. Procuro ser sincera y expresar mis sentimientos, aunque puedan ser malinterpretados; insisto en compartir momentos con aquellos que quiero. No por ello desaparece la angustia que me embargan las caídas del día; he llegado a suplicar un abrazo. He vuelto a soñar con esos momentos que marcaron mi vida, para bien. Y con algunos de los malos recuerdos. He sentido desprecio a ciertas prendas de ropa, lugares, fechas. Procuro hacer balance; buenos recuerdos y pesadillas hechas realidad, de este año y, después, de fechas más lejanas. Cada una de ellas marca un inicio, y tengo que seguir con sus consecuencias. Algunas duelen, me hacen mirar atrás y envidiar. Otras me hacen centrar la atención en vidas ajenas. Pero, ¿y qué? Ya no hay nada que hacer. Veo absurdo que un inicio se pueda marcar por el cambio de año, pero, igual que cada día de mi vida, me gustaría que el 2013 cambiase algunos aspectos. La angustia y la soledad podrían ser reemplazadas por la compañía. Con ella, habría alegría (léase Salud: típico deseo); alegría que tantas veces es la remuneración de un esfuerzo, trabajo (en estos tiempos tan difícil. Para conseguir Dinero). Y, cómo no, la compañía antes citada, podría ser sincera, generosa, cálida (Amor). Lo curioso es que estos 3 deseos no son egoístas. Deseo Salud a todo aquél que no esté bien; alegría que ayude en un mal bache. Deseo suerte para cumplir sueños, para poder trabajar y con ese Dinero hacer realidad todo. Y qué decir del Amor, esa fuerza que todo lo puede; deseo fuerza, valentía y esperanza, porque sin Amor, la vida sería todo menos un regalo. Amor a nuestros esfuerzos, a las personas que nos rodean.

16 dic. 2012

La fórmula de los abrazos II

Hoy toca darle un repaso a la lista de candidatos; unos salen y otros entran. Tras citar cada candidato, haré una breve explicación. - 18/08/09_ Un muy mal día. Alcohol, lágrimas, situación violenta. Abrazo regalado+ Mi estrella (esperanza) Tras este día, mi inspiración a la hora de escribir se dirigió mucho a esta estrella. -12/06/10_ Fechas difíciles, 10 minutos de abrazo en mi portal. Tal vez fueron más de 10 minutos, quién sabe. Sólo sé que esa noche entré en mi casa con una sonrisa que extrañó al espejo de mi habitación. -11/06/11_ La misma fecha difícil, una gran amiga. El tiempo hace que intente pasar página, un niño de 7 años provocaba mis risas, pero, cuando ya no pude más y estaba dispuesta a irme, mi amiga me cogió de la mano y me dijo que no me fuese. Bajamos a la calle, nos sentamos en ese banco que tanto sabe de nosotras y me habló de otras pérdidas, del tiempo como medicina a los recuerdos. Y tras todo esto, me dio un abrazo, puede que no muy lleno de mensaje, pero cálido y necesario. -19/10/11_ Incomprensión, amistad insuficiente. Necesidad. Al amor no le basta con un adiós para olvidar. Mi corazón blanco y negro había cogido color en esos dos meses y medio de cariño, respeto y paciencia. Pero tenía claro que lo seguía queriendo en mi vida, aunque fuese de otra manera. Por eso Ambigú continuó siendo nuestro punto de encuentro aquel martes y miércoles. Y este abrazo tuvo lugar bajo el reloj termómetro de la calle Vitoria, frente a DFS. Apoyé mi cuello con fuerza sobre su hombro y me impregné de su aroma único. Ocho meses bastaron para volver a vernos. -23/11/12_ Un muy mal día en el que mi cuerpo desconectó de mi conciencia. Noche que acabó sin cristal y volviendo sola a casa; todo por un abrazo improvisado. El abrazador siruado a mi izquierda, sentados en bancos de madera. A pesar de mi cazadora, notaba su mano bailando sobre mis costillas. Y me salió un “Gracias, Jony” a pesar de apenas tener voz ni energía para hablar. 15/12/12_ El cúmulo de arrepentimientos, ver cómo una estupidez desencadena una pesadilla ya pasada y la maldita sensacion de soledad caundo estás rodeada de gente son dolorosas. Y un día revientas, compartes, dejas entrever lágrimas y huyes buscando mediana tranquilidad, con solo una persona que te diga las cosas. Y es cuando, a pesar del frío y de la desesperacion, sabes que la soledad es SOLO una sensación. Que el destino, siempre caprichoso, une a personas ya unidas mucho tiempo atrás. Que un gran abrazo no tiene porqué ser eterno, ni regalado. Un "Cuidate mucho" a veces es más que un cumplido. Y es gracioso, porque ese abrazador fue el mismo que un día me animó a compartir pensamientos. Y no es, ni de lejos, una obsesion, ni un encaprichamiento ni nada que se le parezca. Es sólo que hoy necesitaba esplayarme un poquito más en este último abrazo de la lista. Puede que sea uno de los que más valor tiene.

13 dic. 2012

No me dejes caer

Esa Resaca emocional acumulada junto a las náuseas, la debilidad, los temblores y el frío. Hacía ya demasiado tiempo de mi última hipoglucemia en el gimnasio; ya no recordaba ese temor cuando todo el cuerpo hormiguea y los oídos se taponan. Pero hay que sumarle la dichosa resaca emocional que me invade desde hace días. Esa soledad, esa angustiosa sensación de aislamiento. Me ha pasado en el gimnasio, en el vestuario, rodeada de gente; pero y si me pasa estando físicamente sola? Dicen que el instinto de supervivencia logra imposibles, pero no sé, en esos momentos precisaría de suficiente fuerza para sostener todo mi cuerpo; ya no me serviría de mucho una mano que sujete la mía, ni siquiera un brazo sujetando mi cintura. Pienso que con alguien al lado para evitar que caiga, alguien que cuide mis tropiezos y se asegure de mi fortaleza, todo sería distinto. De hecho, siempre que me he sentido rodeada de gente adecuada, mi alimentación ha sido más correcta, por tanto, no ha habido lugar para la debilidad. NECESITO compañía para ser fuerte. Siento absurdo que “mi caja de secretos” dijese, en su día, que mi mayor virtud es mi fortaleza, porque puede que sea así, pero no de forma permanente.

6 dic. 2012

Sin esperanza

Ya no es obsesión, dependencia emocional, expectativas demasiado rosas ni desesperación. En “Posibilidades” decía que ya había alguien hacia quién dirigir mis entradas. Ese “alguien” duró poquito como sueño, y, de nuevo, estoy en blanco y negro. Pido color, claro; el color da vida, oxigena sonrisas y aporta ese maquillaje automático. Y claro que quiero recordar esa sensación, esa filosofía. Pero tampoco desespero ni permito que mi corazón ahogue sus penas. Es gracioso. Esa palabra que hace años me salvó la vida, esa estrella verde, es ahora la razón de mi cordura y la distancia a la agonía; esperanza. Sin ella, agarraría al primero que viese por la calle y exigiría que cumpliese mis sueños, que me llevara a Roma e hiciese de mi vida un cuento. Sería yo quien eligiese el color de mi cuento: rosa, azul, verde… Sin ella, buscaría trocitos de cristal hasta encontrarlos y marcar el recorrido de mis venas sobre mi piel. Sin ella, la Navidad no tendría un concepto familiar para mí. Sin ella, no me habría tatuado las seis letras que llevo en mi hombro. Sin ella, mi vida no sería vida. Se nota que esta mañana he releído los casi cien poemas de ese verano, afortunadamente embalsamado en Esperanza.

4 dic. 2012

Resaca sentimental

Dolor general, ensimismamiento, dificultad para respirar, desgana, noches en vela, bilis queriendo ser vomitada, necesidad de cariños. Gran parte de ello son síntomas gripales, pero la ausencia de afecto también se ve reflejada en mi diagnóstico. Se que es escribir otra vez lo de siempre; lo cambiaria todo por un susurro de apoyo, una mano deslizando por mi espalda, unos ojos que busquen en los míos mil respuestas. Una llamada que me infunda calor antes de dormir, unos dedos que acaricien mi melena mientras descanso sobre su hombro. Es que no pido mucho. Esas cosas pasan cada minuto en mil puntos diferentes del mundo. No hay mejor remedio para curar una resaca que experimentar otra vez. Lo bueno de ésta es que no hay prisa, surtirá efecto igualmente.

2 dic. 2012

Fechas

Pueden ser unas fechas difíciles, a pesar de ya haber demostrado que una fecha concreta no logra derrumbarme. Pero digo que pueden ser difíciles porque sin amor, sin amistades fiables me siento más vulnerable. Puedo echar de menos olores concretos, sensaciones o a personas determinadas.

1 dic. 2012

Días en los que no existe un filtro

Hace poco leí un libro en el que la protagonista sufría un traumatismo frontal. Consiste en eso. Todos los pensamientos salen por la boca, de tirón. Y hoy me pasa, no sé porqué. Demasiadas veces me avergüenzo de mis propios pensamientos y los cambio. No tengo prejuicios, pienso que todas las personas pueden cambiar cada día, pero más de una vez, por esa bondad y confianza en el ser humano, he sufrido engaños. Y aun así, por mucho que parezca pecar de atontada, desde el primer momento etiqueto de alguna manera a las personas. Porque una mirada basta para saber mucho. Que miren a los ojos, que sus ojos brillen pero poco (sin miedo). Son detalles. Luego está la voz. Hay personas que cambian el tono de voz al hablar por teléfono o en público; y otras que no; voces que no tienen miedo al qué dirán, que no necesitan ningún guión, que, si estropean las cosas, lo aceptan y van a por otra.