31 ene. 2016

Depósito

Yo, una chica de baja estatura, que no ha salido de su país, que ha tenido más sueños que vivencias, saca amor que no conoció y te lo da a la ti.

Con locura, sueños no cumplidos, recuerdos y un poco de literatura, tengo este depósito ilimitado de ganas de avanzar.

Piernas entrelazadas,
bocas anestesiadas.

Manos que tiemblan,
vidas que llenan.

Tú me valoras y has conseguido que yo lo haga.

Me miro en el espejo y veo ropa sin huecos.
Recuerdo los primeros momentos contigo y veo el cambio de moral, el cambio de nosotros.

Los kilos, el pelo... Eso se ve.
Pero, y lo demás?

Nadie lo ve, nadie sabe hasta dónde importa el cambio.

Reflex personalizado

Una vez me cansé de perder el tiempo en personas tóxicas.

Una vez termine de rota de dolor.

Una vez quise vivir sin esperanza a un final fácil de llevar.

Pero me si cuenta de que las agujetas y lesiones se arreglan con un poquito más de esfuerzo, hielo y mucho yoga, eso que parece fácil pero no lo es.

Respirar, superar los límites del cuerpo, sin que duela. Sólo molestia.

Y con tiempo, el yoga ha hecho más que muchos médicos y muchas personas.

Hablo de yoga, de réflex o de ti?

Tú no haces que duela, nunca duele quererte.
Pero sí alivias dolores de ayer. Y haces que desaparezcan.

San Va-lentín

No quiero chocolate.
Ni sexo.
Ni velas.
Ni flores asesinadas.
Ni cenar fuera.

No quiero reducir casi dos años en una cifra de euros.
Ni quiero promesas, ni algo material.

No quiero hacer honor a uno que creyó en el amor hasta morir.
Deberíamos ser todos.

Lo pensé ayer. Crepusculin@s, no os asustéis.
Cómo me gustaría morir?

Sabiendo que sabes que has sido importante para mí, que me has hecho feliz.
Que los dos nos hemos esperado siempre, por eso íbamos lentos.
Y que incluso en ese momento, tocará esperarnos.

Pero no un día.

Cuentas pendientes?

Un libro pendiente de ser leído.
Roma esperándonos.
Ropa de ballet presa en un armario blanco.

Tantas ganas de vivir que esperan oportunidades.
Pues que esperen.

A nosotros también nos tocó esperar.

Las ganas se acumulan, es lo bueno.
Y, como diría cualquier traumatólogo, un hueso roto, y ya colocado, no volverá a quebrar.

Lo bueno que es echarse de menos.

Ahora mismo, pensando más de lo que escribo, sólo cuento las horas que me separan de ti.

Y no quiero más que sentirte respirar.

Las matemáticas no sirven tanto como nos dijeron

Los sentimientos, lo etéreo, cómo se mide?
Por unidad está claro que no.

Metros?
Ay, Moccia. Cómo decírtelo?
Va a ser que no.
Ni distancias, ni órdenes de acercamiento, medidas de un colchón o un piso.

Kilos?
Como si una báscula de farmacia pudiera saber de una relación tan íntima.

Litros?
Como no sea la velocidad en las cenas al verse, lo veo complicado.
Aunque me suena de alguna canción "Bebernos a besos"...
No, no creo que encaje esta medida.

Meses, años?
Rotundamente no. Hay más amor en algunos inicios que en años de otras historias.

No puedo seguir intentando materializar esto.
A todos nos dijeron matemáticas se usan toda la vida, pero, en cuestión de amor, es imposible.

Qué número da con nosotros?
El año que empezamos?
Los minutos que separa la línea de autobús?
Los años de amistad previa?

Yo lo siento, pero no puedo poner una cifra a lo nuestro.

Para decir moñadas de 8 tumbado y similares, ya estará el tiempo.
Él supo cómo y cuándo juntarnos; es más listo que nosotros.

30 ene. 2016

Sistalgia

Estoy mejor, pero aún no me apetece leer. Aún necesito estar con gente, sentir un latido cerca del mío y no hace falta estrictamente que sea tuyo.

Sé que necesitas espacio, que te agobio a veces con esa filosofía tan diferente ala tuya.
Pero tú también sabes todo lo que siento, mis necesidades emocionales  lo que no soporto.

Me ayudas aunque no estés.

E inevitablemente me acuerdo del anuncio nuevo porque es justo lo que siento.

Y yo que me alegro

Mi cuerpo era de niña.
Más bien, un esqueleto con piel.

Hoy he comido en el mismo sitio que en cierta fecha, antes de ti.
Y no recuerdo con exactitud la mesa, pero sé q apenas comí.

Hoy apenas he dejado tomate sobrante de la pasta.

Ahora bebo agua, como algo de pan y trago comida.
Casi nunca me dejó comida en el plato, y varío proteína e hidratos.

No sé de dónde salió mi intolerancia a la lactosa, ni mi amor por cualquier tipo de pimiento.

Recuerdas los tés humeantes en el bar-árbol?
Recuerdas la báscula, cierto domingo?

Cómo ha cambiado.

Ropa rellena, curvas, kilos bien puestos, pómulos en forma de sonrisa, ojos que brillan.

Ahora sí. Me acepto.

29 ene. 2016

Putos calendarios

Contando días hacia ninguna fecha, sólo contar.

Tras sumar, multiplicar grupos de 30 días o de 365. Y más y más.

Pero hasta ahora cuentan los días.

No sabría decir porqué, pero siempre me ilusionaba más los medios años que el año entero.

Puede que porque nadie los valore porque sean el meridiano de una fecha tradicionalmente romántica en toda pareja.
Puede que por la clave de sol o porque coinciden con el mejor mes climático de mi ciudad.

Puede que tomemos tés de cualquier tipo, de cualquier sabor, en cualquier sitio, a cualquier temperatura.
Puede que nunca sumemos cifras anuales de consumo de alcohol.

Puede que no parezcamos normales al resto del mundo, puede que nadie entienda porque estamos tan bien, pero lo que importa es que tú y yo lo sabemos, y que los días se irán contando.

Se ampliara la lista de lugares con historia, de platos mágicos.

Y también puede que alguien entienda que no quiero saber qué día es.

Reconocedor de vida

El reconocedor de voz incluido en la aplicación de Blogger consigue que escriba cosas puras sin pensar sin detenerme a contar las palabras repetidas.

Es como vivir, lo que salga.
Y que me llamen mentirosa, pero a mí me sales tú.

Me sale rozar tu piel, mirarte.
Me sale decir NO a tantos miedos y vivir.

Parece fácil, pero, hace no tanto, el miedo y las ganas estaban a la inversa.

Sonrisas a la inversa.
Futuros grises.

Cuánto ha cambiado todo.
Qué bonito es querer y que te quieran.

Qué te voy a contar a ti?

Erase nosotros

Las caídas son la chispa.

Podemos discutir, estar sin vernos, sin hablarnos?
No.

No puedo respirar y descansar sabiendo que pasa algo.
Hambre de besos, sed de tu voz y añoranza de miradas que eclipsan.

La luz de tu mirada y los atardeceres de manos que terminan bloqueadas, pierden fuerza y se quedan a vivir en otros cuerpos.

Lo más ambiguo es el significado de los silencios; atemorizan y llevan al centro del universo.

Y no eres tú, ni soy yo.
Ni es el sitio, ni el momento.
Es magia. Magia que hace madurar formas de pensar y miedos.

Magia que borra angustias y desliza kilómetros de papel en blanco, dispuesto a escuchar futuros imperfectos, únicos.

Cada caída precede un capítulo nuevo, más cercano a la cima.

Patito

No entiendo por qué ahora, de esta manera.

Me afectan vacíos de hace años.
Siguen estando, no estoy loca, por eso mismo siguen doliendo.

Pero nunca pensé que tanto.

Soy fuerte cuando hay que serlo, quedó demostrado.
Pero la armadura la tengo en el trastero, como las maletas.

El resto del año voy disfrazada de porcelana.
Lo malo de tanta imaginación es que al final me creó el personaje.

Tal vez lo fui. Antes de empezar a ser fuerte.

Mi armadura fue como el uniforme del colegio. No lo eliges, no importa si te gusta. Es tu talla, sobra.

Lo malo es que el origen tira, y siempre buscó suavidad, seda que no abriga, tutús que dejan todo al descubierto.

Ay, las caídas en medio de una actuación; las torceduras de tobillo que hay que ignorar.

Conocéis el Cisne negro?
Oh, qué duro, qué fuerte.

Qué triste.
Por ser siniestro, por parecer fuerte, no tiene derecho a ser débil y ansiar compañía.

Como el patito feo. Por ser diferente, se acostumbrará a estar solo.

Al final del cuento el patito crecía, y todo cambiaba.

Cambiaré si he de hacerlo o la situación.
Sólo necesito crecer otro poquito más; la armadura se me ha quedado pequeña.

28 ene. 2016

Sin agujetas

Llevo varias noches pensando en cosas que no debería.
Dándole vueltas a temas que no son de ahora.

Pero cuando estoy contigo no puedo pensar en nada que no sea carpe diem; tú, yo, miradas, manos.

Desaparecen tantos recuerdos, tantas cosas vividas y que espero.

Ahí no hay paranoias, no me das tiempo a ser pesimista ni a ilusionarme con posibilidades, porque mi mente se emborracha de ti.

Lo bueno es que no hay días de descanso de querer, no hay lugar para agujetas de ti.

27 ene. 2016

Proyectos

Si supieras la mitad de mis sueños, me tomarías por loca.
Ya lo haces con los pocos que conoces.

Y es cuestión de tiempo que se cumplan.

No tengo prisa, pero sé que, cuando llegue ese día, seré más feliz de lo que nunca pude imaginar.

Si esta realidad ya es brutal, no me quiero imaginar lo siguiente.
No hablo de viaje, ni de llaves, ni papeles.

Hablo de naturalidad, siempre.

Y mirar el sofá y que no haya tanto espacio, que todas las noches estés en mi cama, de que el segundo armario de la habitación esté con tu ropa.

Justicia, gran leyenda

Hay que morir para que te hagan caso.

No, no me refiero a dejar de latir.
Yo defino muerte como cambio.

Ahí es cuando te toman como persona.

Pondré ejemplos.
Mujer maltratada. Hasta que no denuncia o muere, es una sumisa más que se deja maltratar.
(No lo digo yo, pero parece la definición estándar)
Bulling. El acoso escolar de toda la vida. Hasta que el niño no llega con moratones a casa, con la ropa rota o hasta que no le cambian de colegio, es un quejica más.

Que por qué habló de toda esto?
Porque la justicia me parece una puta broma.
Quién gana? El que más soborne al juez.
Y si niega que ha sido él?
Juicios durante años, millones de euros invertidos en investigación, excusas como enajenación mental.

Y morir no es no latir, repito.
Morir es no respirar sin miedo.

Parque

Quién no se ha caído de un columpio?
Quién no se enfadó cuando a los 10años ya no te dejaban montarte en las cosas?

La última vez que estuve en un parque fue contigo, escuchando una canción de mi móvil.
Ese parque.

El de salir del colegio, de los cumpleaños, de la piscina.

Ahora mi zona recreativa se reduce a 105 cm, llamado colchón.
Sucedáneos como sofá, bolera, algún bar.

Ya no se juega al parchís, ni a las barbies.
Pero sí hay carreras de menos y saltos al vacío.

Silencio

Otra gran canción.
Resumió mi año 2007.

"Ya no tengo palabras"
Para decir qué? A quién ?

"Seguir respirando"
Ayer me costó. Y hoy.
No por falta de ganas, sino que el yoga no siempre puede con todo.

Posturas que van a por y huesos que crujen.
Silencio cuestionable.

Me gusta que esté cuando nos miramos.
Me gusta que esté cuando me abrazas.
Me gusta que esté cuando cierro los ojos y recuerdo.

Silencio es pausa, café, respiro, vida.
Pese a todo, vida.

Quiero un camino

Me enamoré de esa canción el día siguiente a tu "Ya no quiero prueba".

Iba sin rumbo, lo sabes tú y lo sabe cualquiera que me conociese hace unos años.

Coleccionaba canciones y devoraba libros en busca de realidades que me saciasen.

Hasta hace poco.

Ya no lo necesito.
Complicado decir adiós y no insistir en llenar esos huecos.

Simplemente otros huecos rellenos harán que olvide los antiguos.

Morir de placer.
Morir con caries.
Morir con experiencias.

Pero morir con algo hecho.
Qué bonito y real suena.

No tengo prisa, hay expresiones de timidez que ya ni me duelen.

Ni todo son orgasmos, ni caries ni " Fumé porros, he hecho puenting o monté un bar".

Con curvas, baches, y reventando baterías del coche, pero el camino ya lo tengo.

Traducción

El significado de los sueños se traduce por lo que sucede en ellos, no por quiénes.

Las lágrimas no son extraídas por palabras o lugares, sino por algo mucho más retorcido.

La felicidad completa no existe.
El periodo de Luna de miel caduca.
Y las amistades no siempre son reales.

Pero...

La felicidad se puede mantener a ralla, sin personas y pensamientos tóxicos.
La magia es totalmente compatible con la comodidad; mira nosotros: una nube de ironía, amistad, apoyo cuando se necesita.
Y puede que el problema de amistad es el maltrato al término.

Tú lo fuiste y lo eres, porque te compensaba sacrificar tus noches de viernes y perder autobuses nocturnos con simplemente unas pizzas que quemaban y un sofá con mascota en medio.

A Cereza le compensa salir de la cama, gran paraíso, y venir a casa.

A Tato le compensó muchas veces venirse de Valladolid para tomar cafés.

Y la lista no es tan larga como querría.
Hay más amigos, pero muy pocos sois los que alguna vez habéis hecho más de lo que creéis.

26 ene. 2016

Control

Llorar no se planifica, no se aplaza.

Me he negado a derramar todas las ganas de avanzar en forma de agua contigo, y ahora no me sale.

Nunca he tenido capacidad sobre ellas, lágrimas que no piden permiso y vuelven a su casa sin importarles nada.
Independencia total.

Muy bien.
Pues yo tengo otra fuerza inexplicable que puede con todo.
Tú.

Puedes con trastornos digestivos y de sueño.
Puedes más que el ansiolítico por excelencia (no publicidad).
Puedes abrir ese cuaderno por escribir que decidí cerrar y animarme a hacer bocetos de capítulos.

Puedes darme toda la fuerza que perdí.
Puedes recordarme valores, diferentes tipos de cariño.

Definitivamente, puedo decir que el control no es tuyo ni mío.
El control no existe, es el mundo.

Un pilar

Las cervicales me tienen mareada y qué?

Contigo todo se transforma, y lo que pueden ser lágrimas se convierte en risa de locos.
Igual que recuerdos o listas de deseos se  convierten de golpe en lágrimas por ilusión.

Todas las decisiones que me hacía falta tomar hace años, incluso meses, las tengo ahora.
Sé lo que quiero y con quien.
Lo único que no me importa es cuándo.

Pero quiero eso y nadie me puede decir que no.
Nadie me puede decir que no respire, que no sonría, que no me siento a gusto con mi cuerpo, que no sueñe con cosas normales.

Como una chica normal.
Que ríe, que se cayó muchas veces, pero siempre se levanta.

De todas las caídas, la más fuerte fue frenada gracias a ti, en frente de mi portal, sin decir nada.

Y llámame ilusa, pero no creo que vuelva a caerme, de ninguna manera.
Tropiezos los que quieras, pero caídas ya no, porque estás tú.

Costumbres

Hace apenas unos minutos, saliendo de tu casa, me he acordado de la única frase medianamente romántica que escribió J. estando conmigo, y es que ahora revivo esa costumbre suya de sonreír cada noche, tras verte o sin ti.

Puede que influya que hoy haya visto tras muchos años a cierta persona; puede que sea bueno recordar todo lo que una vez sentí antes de grandes errores.

Y lo bueno que ha sido.
Reírme de mi mayor miedo de entonces, mencionar a personas que fueron amarillos.

Y llegar a ti y estar en paz.
Vacilarnos, pelearnos con cosquillas, llorar, oír y decir verdades.
Ser sinceros, ser felices.

Felices sin fechas concretas, sin nada que no sea vivir.

Creencias

Ya no sé ni cuánto te quiero.

No puedo compararte con nada vivido antes, ningún sitio, experiencia de vida.

Ningún dolor tampoco es comparable a la ausencia de tus manos en mi cuerpo, de tus palabras en mi mente, de tu voz en mis oídos, de tu aliento sobre mi espalda.

Ningún paraíso, Roma, playas, es tan especial como vivir en tu cama o en la mía o en el sofá, como una conversación eterna de tus palabras y las mías.

Ningún plato de chef con estrellas Michelín supera el sabor mezclado de dulce y doble dosis de café de nuestros besos.

Ningún concierto de violines o pianos o los grandes como Mozart o Beethoven, alcanza la belleza de nuestras risas, nuestras expresiones ahogadas de placer.

Ninguna fecha puede significar tanto como esos días en los que no hay ganas de vivir y termina siendo de los más grandes, en los que más se demuestra.

25 ene. 2016

Temblor

Gente que basa la felicidad en el dinero, en las marcas que compra y el grosor de su cartera.

Sonrisas producidas por el botox, cómo no: dinero, que ya no pueden elegir sonreír por sí mismas.

Adultos que fardan de los estudios y viajes de sus hijos, ya que sus realidades les dan vergüenza.

El mundo se está acabando?
Es sólo un tweet?
Es una premonición de Ken Follet?

Es dinero?
Es una pelea de recreo entre países?

Quién sabe si cada terremoto es la consecuencia de una prueba de explosivo con ambición de apocalipsis?

Llamadme loca, pero mi mundo tiembla cuando tú tocas mi centro, ése llamado ombligo.
Y no tengo miedo.

24 ene. 2016

Donde

Respirar en tu piel.
Vivir en tus brazos.
Beber en tu boca.
Derramarse en tu cuerpo.

Descanso en ti.
Me relajó, armonizó mi respiración con la tuya y cierro los ojos para imaginar mi futuro.

Amaneceres contigo, con esas caricias que estremecen mi espalda y esos besos que me matan de placer.

Vivir en esa ironía sin fin, juegos de palabras que no sabes de dónde van a salir.

Me seguirás llevando a la cama cuando me quede dormida en el sofá?
Me arroparás cuando la fiebre me obligue a siestas eternas?
Tocarás con dedos inseguros mis inflamaciones de espalda?

Me da igual hasta cuándo.
Prefiero saber dónde. Ahí quiero estar.

22 ene. 2016

Error

Veo niños con la mitad de mi edad y siento náuseas con sus aspiraciones.

"Pesar 36 kilos, perder la virginidad con el primero que pase, ponerse hasta el culo de porros, alcohol..."

Cada vez empiezan antes a querer ser escandalosos. Y me da miedo.
Qué pasará cuando me toque criar a un niño dentro de esa moda?

No quiero que sea materialista, no quiero que sea presumido, pero tampoco quiero imponerle una vida.

Creó que el fallo está en lo que hacemos ver a los menores.
Fumas? Ligas.
Follas? Triunfas en tu grupo de amigos.
Destrozas el corazón a tu pareja? Eres el amo.

Qué término más asqueroso. E incierto.
El amo de qué?

Ni siquiera de ti mismo.
El dinero, el control, la fama, es tu amo. Pero tú eres completamente esclavo.

Tú fuiste el primero que me dio a elegir todo; y hasta el día de hoy.

20 ene. 2016

Echar de menos

Echó de menos tus manos sobre mis muslos cuando siento frío.

Echó de menos tu boca cuando me entra la ansiedad.

Echó de menos tu olor en cada respiración, tus caricias cuando me despierta cualquier ruido.

Echó de menos cumplir todos los sueños que he tenido contigo y que aún no están cumplidos.

18 ene. 2016

Manías

Gracias, besos y abrazos sólo cuando recibes algo físico.
Te quiero' s reservados para fechas concretas o después del sexo.

No.

Que me llamen borde o exagerada, pero yo no doy gracias cuando me regalan/ me besan, sino cuando están conmigo.

Cereza y tú lo sabéis.

Un papel con cuatro frases me gusta más que unos pantalones de marca.
Veros sonreír antes que la mejor película de la historia.
Una mano sobre los hombros antes que cualquier tratamiento de spa.

El maquillaje para quien necesite disfrazar su humor.
Los antidepresivos para quienes crean en ellos.
La droga para quien huya de su realidad.

Gracias puede ser costumbre, exageración, materialismo.
Creo que cuando hay que decirlo de verdad, la gente se calla.

Silencios llenos. Otro mundo.

Miradas, manos, lugares que lo dicen todo.

16 ene. 2016

Yogur de cereza

Tú la conoces, aunque no por este nuevo nombre.

Tú  conoces sabores y risas, motivos y preocupaciones, horas de sofá y caminatas.
Conoces su toque ácido que camufla dulzura.

Camufla su madurez e ideas claras con tazas de dibujos y ojos pequeños.

Es rara, como alguien que conoces mucho. Tiene miedo a estar sola, vomo alguien que conoces bien.

Y está madurando; lo curioso es que, en vez de sbandonar dulzura, se desprende de acidez.

Está conociendo ls cara B de las personas, está teniendo nuevas llaves, nuevos sabores.

Esa fruta que gusta a pocos, con precio destacado

13 ene. 2016

Poder tan absoluto

Dinero.

Poder, justicia, sexo, silencio... Futuro?

Ni democracia, ni publicidad ni hostias.
No hay oportunidades para ser libres.

Elige religión. O no.
Elige tu vida. Claro que sí.

Que ya se encargan otros de manipularte.

Ponte a dieta.
A nadie le importa si sufres.
Métete silicona.
A día de hoy, se lleva marcar hueso sin olvidar lo voluptuosidad.

Yo decidí ponerme a dieta, y me apoyaste.
Yo decidí grabar en mi piel.
Y yo decidí decidir.

No hay dinero en el mundo que compre los deseos.
Una pena que suene a locura

Nanit

Cuando me acuesto sufro la ilusión de que, si tengo pesadillas, vas asestar ami lado, rozándome la nuca.

Cuando me acuesto me hago una bola con las sábanas para que mipiel no eche de menos tu tacto.

Cuando me acuesto me pongo a recordar e imaginar los sueños reales contigo.

Cuando me acuesto estiro mi cuerpo al máximo, a veces suenan mis articulaciones y me acuerdo de tus caras de susto cuando suena mi espalda.

Cuando me acuesto pienso:
Que fácil sería conciliar el sueño todos los días sin tener que imaginarte

11 ene. 2016

Penúltimo café

Sé que es un clásico de cubatas, pero yo a  lo mío.

No creo en el otro término.

Durante años creí que el "último abrazo" de Sergio sería el penúltimo.
Y si contara la lista de Fórmula secreta de los abrazos, en efecto no fue el último. Sergio ha sido parte de todos ésos.

Dos días después de terminar con J., creí que sería el ultimo café.
Ay, qué equivocada estaba. Cosa que agradezco.

Y hablando de penúltimos y de cafés, nunca olvidaré a esas personas que, como tú en su día, acompañasteis pausas diarias.
Como siempre, penúltimas pausas.

Recuerdo la definición de pausa diaria:

Eufemismo de café.
Dicese de esos tiempos de entre 15 y 30 minutos en los que las rutinas se detienen. Su coste ronda el euro, pero la compensación es librarnos de paranoias, rabia y un poquito de miedo. Aconsejable a personas deprimidas e hipotensas, ya que, por su contenido en cafeína, mantendrá despierta su actitud y un par de puntos más alta su tensión.
El café podrá ser tomado en soledad o en compañía, cuidado con quién tomarlo.
Una persona exigente y persuasiva echaría a perder el objetivo de calma.

He tomado tantos cafés contigo.

10 ene. 2016

Hombre al piano

Gran canción.
Tú.

Recuerdo que de muy pequeña mi madre me decía que mi tripa era un piano, por mis costillas de bailarina.

Lo gracioso es que, al madurar, mis vértebras han seguido el mismo camino.
No tanto, pero tú la conoces.

Además, cada una de ellas tiene una nota de dolor, cosquilleo o excitación diferente.

Pese a haber superado mi timidez respecto a huesos, pocas personas han tocado mi columna.
Sus manos, Microbio... Y tú.

Por veces y sensaciones, ganas tú.

Pena

Pies que se quejan, manos que atan, palabras que irrumpen pensamientos.

No importan las fechas ni los motivos, cada persona tiene un tope. No es que  sea malo, pero negarse a explotar puede serlo.

Negarse a respirar te mata.
Negarse a olvidar te destruye.
Negarse a vivir te ancla en el ayer.

Voy a poquitos, desde antes de ti.
Muy a poquitos.

Pero echo la vista atrás y me siento orgullosa. Casi no me reconozco.
Sí, esa adicta a moverse, llena de fobias, cabreada con el karma y dependiente total de otras opiniones.

Dónde ha quedado?

No fue cortarme el pelo, ni cambiar de dirección, ni retomar pasiones.
Ni salir de círculos, decir NO o ganar un par de tallas.

Soy de ideas claras, pero tampoco cerradísima de mente.

Veo injusticia más allá delante corrupción, la pobreza y el maltrato.
Y la pobreza en todas las demás.

Pobre aquél que se cree superior.
Pobre el que cree que con dinero lo tiene todo.
Pobre aquel que vive en un rincón de su vida llamado Ego.

Pena, asco, vergüenza incluso.

Solo pensar que esos seres son iguales a ti y a mí.

9 ene. 2016

Extraña libertad

Soy de esas personas que se deprimen cuando se les limita el espacio.

Lo paso mal cuando hiela, cuando tengo fiebre.
Lo paso mal estando sola, sin leer otras vidas, sin reír.

Lo paso mal cuando no vivo el viento, la lluvia, el sol a veces cegador.

Pero aún así, todo se reduce a estar contigo.

Es cierto que hay personas que te hacen viajar.

Contigo viajo a playas, a ríos, sabores y futuros.
Sólo con mirarte, a veces sintiéndote.

Cada vez que me preguntes qué es lo que quiero, sacaré un espejo de mi bolso.

Quiero vibrar, quiero ser libre, quiero viajar y saborear. Quiero recorrer más kilómetros que ningún ser humano; quiero conocer más rincones del universo que ningún astrónomo.
Quiero morir de vértigo contigo.

Sin recorrer apenas centímetros.

8 ene. 2016

Entre ruido

Toqueteos a la pantalla del móvil, gemidos que se escapan de bocas cerradas y cosquillas que acaban en patadas hacia todas partes.

Nada de sábanas, nada de piropos y casi nada de piel, pero todo de sexualidad.

Hace más de una década, en una tutoría, nos enseñaban la diferencia entre el sexo y la sexualidad.

Allá voy.
El sexo acaba cuando nuestros cuerpos se secan.
La sexualidad no acaba hasta que somos olvido.

Atención, sensación, afecto.

6 ene. 2016

Planes para un domingo

Levantarme tarde, empezar la mañana con café y calle.

Caminar hasta que mis piernas vibren, subir y bajar varias veces las escaleras de mi portal, estiramientos, improvisar comida única.

E ir contigo.

Pisar la hierba ya me susurra la vida y la humedad que me dará tu cercanía.
Subo otro tramo de escaleras y ahí está el olor de tu casa.
A pocos metros está tu habitación, tu rincón.

Te veo y ya siento todo.
Recuerdos, sueños. Todos contigo.

Luego rozas mi piel y se me erizan todos los poros.

Se esfuma el sentido, la memoria, cuando pellizcas ciertas zonas o te hundes conmigo en un océano desconocido.

5 ene. 2016

Vivámosla

Los poemas ya no están hechos para ser leídos.
Los conciertos ya no están hechos para los oídos.
Las noches ya no están hechas para dormir.

Los poetas de ahora, habitualmente, ni escriben ni enamoran, sólo engañan.
Los conciertos son motivo de fiesta por la excusa de emborracharse y ponerse hasta el culo de todo.
Las noches son confidencias, cariño o sexo.

A veces las tres.

El sexo empieza en esa maldita quemazón de excitación, antes de tocarse siquiera.

Con "Tengo miedo" y "No va a pasarte nada" el calor en esa parte de tu cuerpo, que a saber cómo siente calor, es cuestión de segundos.

También están los roces inocentes sobre las muñecas.
Las copas de vino, islas solitarias sobre una mesa para dos.
Escaleras que nos llevan a personas.
Reinicios.

Pianos, guitarras. Idiomas.
Nuestro idioma.

No puedo imaginar

Esa costumbre tan globalizada de "Qué cambiarías de tu pasado si pudieras" ya no es nada, desde hace ya un tiempo, pero cada vez está más claro.

Cualquier mal recuerdo que cambiase, te alejaría cada vez más.

Puede que en cuestión de más tiempo.
Puede que ni me fijase en ti.
Puede que no sintiera absolutamente nada.

Quién sabe si tú serías tú. O yo fuera tan romántica.

Qué es el romanticismo sino nostalgia, tristeza por no ver/sentir.

En cualquier de sus tiempos.
Mi nostalgia es pretérito perfecto.

No me si cuenta de que eras tú.
Desesperé.
Tuve demasiada prisa.

La primera vez que tomé ansiolíticos fue justo por eso.

Necesitaba saber cuándo acabarían los vértigos, cuándo se irían esos veranos de mis pesadillas.

Ya se fueron.

Lo mejor es que ahora no puedo imaginar qué hubiera pasado si me hubieran dado la opción de cambiar.

Queridos reyes magos:
Os pido que nunca me deis el regalo que pedí hace tantos años ya.

Mi carta

Como de niña, me adelanté al escribir mis deseos a los Reyes.

Ahora incluiría q otra persona para que le dieran fuerzas.

No hablo de milagros, con cosas simples sobra.
Hablar, ver una película de dibujos, no prohibir llorar.

No tengo que escribirlo, ni que pedirlo.

El karma funciona, a la larga. Lo urgente es paciencia.

Yo la uso como pastillas de ibuprofeno cada vez que sueño muy deprisa.

Reyes magos músicos

Hace ya unos años, esta noche mágica para los niños, fue mágica para un grupo de edad variada, amantes de la música.

Comida diferente, salsa con sabor fuerte, algo de alcohol y alguna confesión.

Este 2016 no sé que va a pasar. Dónde, si contigo o no, si alguien importante materializara sentimientos....

No pasaré horas de risas con gente que toque música, pero seguro que sí con ciertos "pianistas", esos que crean belleza pulsando teclas específicas.

No habrán acordes de guitarra, pero sí combinaciones de emociones diferentes.

No habrá sangría ni kalimotxo, pero sí besos y manos dulces no aptas para menores.

2 ene. 2016

Comentarios

Acaso la comedia o la guerra es más realista que el amor?

Creo que las películas son moda.

La gente se enamora, sufre y se muere.
Vale, también hay guerras puntuales y personas optimistas que se ríen del mundo.

Pero me parece otro porcentaje de realidad.

A los niños les hablamos de Pitufos, un ratón que habla, pociones mágicas y ratones que cosen vestidos.

Pero creer en el amor es de locos.
Claro, claro.

Se ve mal que nos guste emocionarnos, pero se da por hecho que el sexo es el mayor vicio.

No puedo afirmar la primera vez de la historia, pero mi despertar sexual fue cuando el amor alcanzó un nivel superior a todo lo antes vivido.

Sonaron violines, algún piano.
Mi vista se nubló de mar con noche.

No imagino una vida sin sexo, sin un amor tan generoso.
Tú me regalas gemidos.
Tú recorres mi piel entre tus dientes.

Tú me aceptas, apenas comentas.
"Te veo mejor. Lo importante es que tú te sientes bien."

Traumas, gracias

Echo un vistazo a atrás, hasta donde puedo recordar y...

Sí, han habido pérdidas; vitales y emocionales.
Personas que han cambiado.
Olores que significan recuerdos.
Lugares saturados.

También posibilidades.

Recuerdo haber sufrido mucho.
Añoranza, miedo, asco, soledad, desesperación.

Pero ahora estoy bien.

Me sienta bien recordar porque así valoro como se merece mi estado actual.

Diría que estoy en un punto medio, entre el inicio y el final feliz.

La magia dura 3 años?
Puede ser.
Pero hay mil maneras de hacer magia.
Tu tacto nome sorprende, tu respiración no me molesta ni tu ritmo diferente al mío me agobia.

Podemos vernos sin ropa y que no pase nada. Yo creo que nos vemos por dentro.

Y el sexo no es imprescindible, no es acelerado ni egoísta.

Para mí el sexo es la manera más bonita que se me ocurre de decirte TODO, NO TENGO MIEDO, sin palabras, sinvoz, sin respirar como una persona normal.

Más que mis inspiraciones, mi suministro de oxígeno es a base a tu mirada perdida en la mía.

Pero para esto no es necesario que estés dentro de mí, físicamente.
Cuando me miras, te zambulles en mis ojos, en mi boca, a través de mi piel.

Y lo ves todo.
Por eso sabes que cada trauma ha construido lo que somos.

No puedes negar que hable, ni que me ponga de puntillas al hablarte, ni que morder me lleve a otros años.

Brave

Sábanas robadas, compras del súper, ropa, risas, 0 lágrimas, mirar juguetes y, porqué no, ropa de bebés.

Luego soy yo la del instinto maternal, pero lo mejor es el poder que tienen las compañías.
Claro que te encuentras a personas que no quieres ver, que hay olores que te recuerdan lo que quieres olvidar y prendas de ropa o frases.

Pero, aunque no siempre funcione, el tiempo ayuda a cicatrizar.
Oír tequieros de otras bocas, de otro tipo de personas.

Entender lo importante que fueron los cabreos,las pausas.

Me encanta decir las frases que te prohibí a ti.

1 ene. 2016

Leemos?

No me acabo los libros con rapidez, por cuidar mis ojos.

Pero llevo casi 24horas con escozor, lágrimas sobre almohadas, sobre hombros.

Al llegar a casa, por cansancio, te pedí que me desmaquillaras los ojos.
Pero durante el día de hoy, me habría deshecho de varias capas de maquillaje.

Mi estómago ya bien, alguna náusea por recuerdo.
Me pican incluso los dedos, ellos han retirado varias gotas de mar.

Sólo quiero dormir, no pensar, no tener frío y olvidar.

La fortaleza de tu casa suele aliviarme, pero para todo hay primeras veces.

Duerme, mi amor, duerme.
Y gracias por dejarme el peluche esta tarde.