28 nov. 2012

El cuerpo es sabio

Mareos, debilidades, caídas, taquicardias. Todo acompañado por lágrimas, dudas y rabia. Parecía que ya no volverían, que mi cuerpo y mi mente ya se valían por sí mismos; pero no. La báscula ya avisó. Una rápida bajada indicaba que algo iba mal. Lo ignoré. Y dicen que las situaciones van acompañadas por otras. Todo esto pudo ser el aviso de la fragilidad de ciertas relaciones. Hasta que no se rompieron, no me enteré.

25 nov. 2012

Un día más (me da que este titulo ya lo puse hace tiempo)

Me queman los ojos. Abrazar a mis peluches no vale de nada. Mi boca pronuncia las palabras justas. Mi corazón late lento pero fuerte. Y mi cabeza siente cada vez más presión, está a punto de estallar. Ojalá fuera resaca, gripe o cualquier enfermedad común. Ojalá no fuera batalla entre corazón y mente. Ojalá fuese como mi antiguo entrenador personal; siempre tan realista, tan “carpe diem”.

24 nov. 2012

Odioso lugar

Tardes que prometen, que tienen como marco un lugar demasiadas veces desagradable. Ese mismo lugar en el que hay dolor, vulnerabilidad, oscuridad y soledad. Broncas, policías, miedo, locuras con coches. No hablo de los libros de Moccia; ojalá fueran solo letras impresas. Discusiones, volumen alto, un estómago que se revuelve. Pero siempre hay personas que apoyan, que logran calmar el miedo con solo pasar un brazo por los hombros. Otras personas qu regalan abrazos improvisados, con más significado del que puedan creer. El regreso a casa se realiza en soledad, pero no importa. Mejor eso que llevar la angustia hasta mi portal.

20 nov. 2012

La fórmula secreta de los abrazos

OLa RAE define abrazo como: Acción y efecto de abrazar (estrechar entre los brazos) Pero se deja muchas cosas. “Estrechar” ¿Qué término es ése? Apretar, hacer pequeño. No estoy de acuerdo. Un abrazo es algo cálido, algo que ni de lejos busca acomplejar al abrazado. “Los brazos”. Tampoco estoy de acuerdo; eso bien puede tomarse como inmovilización agresiva, obligación impuesta. Sobra explicar la incoherencia. Bien, propongo una nueva definición: Acto de cariño, transmisor de consuelo u otro sentimiento. También útiles para compartir alegrías. Estaría bien una serie con las 6 reglas por las que debe regirse su perfección.
1. Será regalado, no pedido.
2. Silencioso. Se admiten susurros. 3. Cálido, pero no forzado.
4. Libre posición de brazos y reposo de cuello; NOTA: Cada centímetro de cuerpo que esté en contacto con el abrazador será un punto a favor.
5. Respecto al 4., la posición podrá variar ligeramente. Ej.: Si empieza con los brazos descansando en las caderas, las manos pueden viajar en recorridos lentos por la espalda.
6. El tiempo es indefinido. Preferiblemente se dejará que sea el abrazado quien elija el final. Otras opciones son los abrazos de espalda (El abrazado está de espaldas al abrazador) o los abrazos improvisados (Un rápido achuchón sobre los hombros del abrazado y acercamiento de cabezas). También influye la característica del momento, del estado anímico del abrazado, de la importancia que pueda tener para él el abrazador.
Y ahora toca dar mis experiencias. Mis candidatos a mejor abrazo, sin orden fijado, son:
- 18/08/09 Un muy mal día. Alcohol, lágrimas, situación violenta. Abrazo regalado+ Mi estrella
-12/06/10 Fechas difíciles, 10 minutos de abrazo en mi portal -11/06/11 La misma fecha difícil, una gran amiga
-19/10/11 Incomprensión, amistad insuficiente. Necesidad
-10/11/12 Puerta de “El que faltaba”. Dolor de recuerdos compartidos ¿Más candidatos?

18 nov. 2012

Familia

Parece que hay límites insuperables, como si no hubiera más escaleras por donde subir, pero siempre hay una de emergencias. Y las experiencias son aun más agradables, la confianza aumenta y las emociones se multiplican. Una confianza llevada al extremo consigue que los piques se aclaren y terminen en intercambio de opiniones. Poder contar nuestras más íntimas inquietudes, llorar y saber que puedes llorar con esa compañía. Que jamás se recriminará esa debilidad, porque todos lo somos. Conclusión: Una empresa de clínex y nos forramos. El baile de la Macarena actualizado con ritmos extraños, Coreografía improvisada no apropiada para ciertas personas, pero intentadas igualmente. Desayunos equivalentes a 4 raciones básicas, una confesión de atracción, maquillaje, peluquería exprés, un brazo escayolado, escapadas nocturnas, vigilante de pasillo, PSP, Amador Rivas clonado, consejos, debates, sobrecargas en ascensor, ex – tintor, Buenos días princesa, calcetines ocultos… A veces es imposible que nuestro corazon deje de sonreir, ni siquiera cuando tus ojos se desbordan al recordar Días grises y admirar cómo no hay timidez, una sensacion familiar Quedaran mil detalles como estos. Lo he dicho: Sois mi segunda familia Gracias :)

14 nov. 2012

Decididos y estrategas Miedo? jaj Ni hablar

Siempre habrá personas que te limiten, que te bloqueen, que consigan que tu ritmo cardiaco disminuya simplemente por miedo a molestarles. Se dividen en dos grupos. Los decididos y los estrategas. Los estrategas primero se hacen pasar por buena gente, van de amigos, te escuchan, pero de repente te acorralan, te sorprenden anticipando tus decisiones y finalmente te destrozan. Es doloroso porque te manipulan hasta donde ellos deciden sin ningún miedo, y, de repente, ZAS! Te sientes sola, utilizada e imbécil por no haber podido controlar la situación, por no darte cuenta antes. Pero ootra pregunta es: ¿Hay un límite, en el que ya nunca caes? Parece que no. Y no importa. Cada vez duele menos. Asi que no tengo ningún miedo

12 nov. 2012

Posibilidades

Hacía ya tiempo que no sabía hacia quién dirigir este sentimiento que me colapsa. Y aun no lo sé del todo, pero digamos que ya sé hacia qué ejemplo dirigirlo. Mi corazón siempre ha estado claro, pero mi mente necesita controlar cada detalle; ahora hay armonía. Tal vez se equivoquen, pero me parece uno de los ejemplos más completos que busco. El romanticismo no tiene que ser perfecto, ni estrictamente seguro y maduro. Consiste en poder confiar en alguien que encaje en el puzle. Este “ejemplo” me transmite confianza desde antes de ver su mirada calmada; su voz bastó para atraer mi atención. Sigo sin saber mucho de él; tal vez ese misterio añadido a la confianza repentina, sea el truco. Es gracioso; hace ya unos años a alguien de mi entorno le llamaron la atención unos ojos verdes con destellos naranjas. Bien, ahora me toca a mí. Unos ojos que trasmiten una total trasparencia.

8 nov. 2012

Vuelve

El sabor de la buena pasta, el olor del orégano esparcido sobre la ensalada. La magia impregnada en las paredes, en los pilares a modo decorativo. La impresión de un viaje a la Toscana. Y también vuelve la añoranza de esos sueños, esas ilusiones en las que la mesa es para dos y las copas se mecen al mismo compás. La sensación de que faltan detalles para hacer de esa escena algo real, algo que merezca la pena. Un lugar con tanta magia infravalorada… la apariencia rústica de la puerta, cada baldosa, la curvatura de la barra donde preside la caja registradora, el alto donde descansa el piano y la escalera que lleva al piso superior son detalles, de entre muchos, que habitan en mi memoria, grabados a fuego. Tengo ganas de que mis sueños se hagan realidad y poder disfrutar de una cena para dos, acompañada por el piano y el desenfreno de dos corazones.

4 nov. 2012

¿De qué vale

Ser “fuerte” si no hay valor? Saber defensa personal, si te ataca el pánico Ser romántic@, si no amas Tener las cosas claras, si no actúas De todo esto me di cuenta anoche. Puede que en mi cabeza quede claro que soy “fuerte”, porque no me hundo en determinadas ocasiones, pero no soy fuerte porque no lo comparto. Como si tuviese miedo de, al decirlo, me tacharan de frágil. Inseguridades. Hay fechas complicadas en las que mi corazón insiste en encerrarse en casa y taparse con la manta, pero mi estrella, mi fuerza, lo saca a rastras a la calle para que le dé el aire y se distraiga con un entorno agradable. Y mi estrella también deja grabado en mi piel que tengo que sonreír, que no debo pensar y que el miedo nunca es real. Tal vez, solo tal vez, se esté oxidando esta armadura que me aconsejó mi estrella, porque cada vez mis pensamientos lo tienen más difícil para pasar por mi voz. Mis manos no; de hecho me ayuda escribir. Pero hablarlo… llámalo timidez, llámalo vergüenza, solo cuando alguien me anima a compartir, entreabro mi armadura y dejo salir un hilillo de sentimientos. Luego es cuando escribo, porque siempre me dejo mil cosas por contar. Tengo que agradecer, siempre, a esas personas que me animan a expresarme; consiguen que me conozca más a fondo. Consiguen que en este blog haya variedad temática. El caso es que… esos pensamientos propulsados al exterior fueron el corcho de una botella de champán; puso hacer mucho ruido, pero más ruido está haciendo toda la espuma. Las fechas que duelen, el no tener medios físicos para recordar… Qué tontería he dicho, ¿no? Tengo mi estrella, tengo mi hombro, ¿qué más podría pedir? Pues algo real estaría bien. Yo no quiero ser tan “fuerte”; sentir tantas cosas y aprisionarlas en mi armadura. Porque me parece egoísta. Las cosas malas también merecen ser compartidas, creo yo, porque son lecciones, que hacen madurar no solo a quienes las sufren. Mi fortaleza es pasar fechas duras, sin exteriorizar un dolor que va menguando. Ver coches, parques o personas y aceptarlos como parte del presente. Ojala esa realidad pudiera hacerme más valiente.

3 nov. 2012

Un inventario más

Más risas, un kebap tras mucho tiempo, ciertas chicas provocando recuerdos, zumo de piña y coco, una mano que descansa en mi hombro, mi estrellita, rabia, autobús y empujones, Tuenti en el Twenty… Un inventario chiquitito pero intenso, de descripciones de una no che más.

1 nov. 2012

Noche de terror

Más que terror, inolvidable. Risas compartidas, canciones a medias, cuchicheos, fotos, frío, sustancia X, chistes malos, frigorífico, esternocleidomastoideo y versiones varias, Súper Nanny, listas de pros y contras, caretas con sangre, colmillos con claros síntomas de idiotez, sombras de ojos, pajita rosa, estafa común de colmillos, malas influencias incitadoras al consumo de alcohol, escaleras infinitas, abrazados alcoholizados, celos, pocos vampiros “aun cuerdos”, y tú de qué vas?, zombie versión Avatar… Adoro esos pequeños detalles que consiguen que cada día sea inimitable.