30 mar. 2016

Cuestión de tiempo

Creo que mi nuevo propósito es perder la sensación de nerviosismo.

Sucesión de días, de horas, o rutinas alimenticias ya no se adelantan.
Me siento bien con los previos de lo que sea, porque no son previos sino momentos.

Para qué contar los sueños, los días entre sexo.
Pese al tiempo que ha pasado de la primera vez, cuando me besas siento el universo entero; veo tantas cosas...

Inevitablemente hoy he recordado situaciones de otros años, bolas de plástico, conos de dulces.

Ya no lo echo de menos.

Echar de menos se resume en no vivir, en un círculo vicioso sin meta.

No echo de menos porque  el presente supera mis expectativas.
Algún día no me agobiaré en una habitación sin ventana.

29 mar. 2016

Motivos

La celebración del paso del tiempo, sucesión de días, compartir ideologías no compartidas...

De qué vale?

Las verdaderas amistades son las que no necesitan siquiera verse, pero que son disponibilidad absoluta.

Quien bien te quiere te hará llorar, vale.
Pero también callará por no hacerte daño,  te ayudará pese al tiempo en silencio, no te exigirá ni te sustituirá.

Tú siempre fuiste algo. No dejaste de serlo.
Cuánto estuvimos sin hablar? Años?

Cuándo nos hemos exigido o reprochado?
Aquellos viernes, pese a una vez llegar resacoso, fueron regalos.
Quién rechaza regalos?

Se me han hecho bola varias personas, sí.
Gente interesada o que se creen dictadores, en resumen.
Por suerte, aprendí a decir no.

No me van a hundir.
Ya no.

"Si quieres  jugar a ser feliz conmigo, ven.
Si no, pasalo bien.

Si quieres estar conmigo, llámame, hablame o lo que quieras.
Si no, me parece bien.

Si no compartes mis ideas, puedes cabrearte o respetarlas.

Ah, y si lo que tienes es envidia, ya lo siento.
Pero todos pasamos por ahí."

28 mar. 2016

Para mí

Regaliito de aniversario, de cumpleaños, de disculpa por cuernos, de navidad, San Valentín....
Parad ya.

Prefiero un san queremos, que materialización de sentimientos porque toca.

Un "EH, estoy aquí", no por cortesía de X tienda.

Una rosa, mejor de papel, moldeada por ti.
Una nota con tu letra, y no de la dependienta.
Y, te vas a reír, pero un libro de poesía en blanco, antes que con versos de otro, dando por hecho que amor tiene que ser regido por sus ideas.

Cuando el descenso del Sella, hicimos bote.
Recuerdo que dije que me daba igual qué zumo coger, que sólo era por mi intolerancia a la lactosa.

Me da igual el precio, el sabor, la marca.
Con que sea algo escogido para mí, adaptado a mí, es todo.

27 mar. 2016

No quiero hacerte daño

Te vas a reír, pero echo de menos el peluche grande de mi anterior domicilio.

A ti te hago daño cuando estoy mal.
A Mimosón no.

Él no me enredaba el pelo ni me llama bonitas mentiras, pero no sufría por mis batallas.

Puede que no te cuente el 100% de mis preocupaciones, pero no hace falta. Porque tú arreglas todo.
Entras en la habitación, entiendes la luz y ordenas todas las cosas que cayeron de su sitio.

Mi ritmo de aspiración tuvo una época muy acelerada; tú necesitas tiempo para arriesgarte.
Cada uno con nuestras anomalías.

Respirar

Una chica que conocí a través de ti me desmintió esa leyenda de la bolsitas se plástico que soluciona la ansiedad.

En su lugar, valoré eso que sale tan solo, pero que casi nadie hace bien.
Ilusión me enseñó a hacerlo bien.

Algo tan sencillo, tan barato, tan necesario.
El día 02/03 lo comprobé. No me fijé en el tiempo, pero su ausencia produce pánico.

Qué hago, si no respiro?
Qué hago si mi cuerpo rechaza el oxígeno?

No pensar, no dejar que el miedo bloque, suele ayudar.

Y tú, aunque no te lo creas, fuiste mi inicio del yoga.
Aunque fuese durante unas horas, respirar y no tener prisas me daba la vida.

Jugamos a las casitas?

Ayer, entre la "borrachera" de la alergia, creo recordar que te mencioné un escondite de Sergio, cuando jugábamos.

Hoy estoy... No estoy. La cama ha decidido ponérmelo más difícil y las sábanas me han enredado; no podía girar, me sentía atrapada.
En tus ojos no me importaría.

Si ya se me suelen olvidar planes, hoy más.
Cuando me levante me tomo vitaminas.
Cuando me levante miró el calendario para ver qué día tengo que ir.
Cuando me levante.

Nunca he estado tan desorientada.
Cambio de hora, ojos hinchados, cansancio.

Propósitos del dia.
Acabar Palmeras, si mis ojos me dejan.
Ordenar plásticos y papel para reciclar.
Comer, importante.
No llorar.
Y tratar de sonreír.

Me haré las comiditas, como con mi cocina de juguete.
Me imaginaré que vivo en un cuento sin dibujos.
Y esperaré a que toque volver a jugar.

26 mar. 2016

Cuidados

Nunca me has visto borracha, fuera de control.

Pero hoy, con dificultad para respirar, los ojos llorosos y mareada como nunca antes, has acariciado mi tripa, me has besado la frente y, prácticamente, me has levantado de la cama.

Soy tu niña pequeña, por mucho que los años pasen.

Algún día ya no habrá frío

Si la vida es fría porqué yo no?

A veces me sale rana, y dejo que una fuerza superior me ahogue, pero últimamente me río de ella.

Ser carnosa y poseer entereza no está reñido.
De hecho creo que hay que saber llevar muy bien lo bonito para no creerse tanto el dolor.

Una vida sin explicaciones lleva a un niño al auto conocimiento.
No le digas porqué se queda sin ir al parque, deja que llegue a la respuesta él solo.

Entiendo la vida como algo así. No da respuestas inmediatas, pero todo pasa por algo.

Aunque parezca duro, imposible de equilibrar, el peso de la balanza queda a 0.

Las costillas que en su día se vieron serán reemplazados por vida.
Algún día.

25 mar. 2016

Aquí y ahora

Esta tarde me han preguntado sobre un objetivo contigo.

Qué más dará? Estoy bien.
Los mareos son momentáneos.
Las inquietudes son las clásicas.
Y pese a ser rara, mis sueños no.

No suelen gustar las promesas eternas; estate hoy conmigo, trátame bien, da pinceladas de color a mis días y a disfrutarnos.

Hace ya 8 años de mi adolescencia.
Dos de ti.

Y mis objetivos llevan muy poquito en mi cabeza.
Unos entran, otros salen.
Pero tú no te vas.

Tú me cuidas cuando no quiero que nadie me vea, me acercas a futuros y me hablas de Valencia, de personitas que aún no conozco, de planes sin fecha.

Ya iremos.
El mundo nos espera

Libre contigo

Ayer vimos palomas invadiendo el hábitat de unos patos, mendigando miguitas de pan.

Ayer jugamos a tener más de lo que tenemos juntos.

Y esta mañana he despertado tras soñar con una visita a entornos románticos.

Cualquiera me vale.
Una playa artificial, Roma, Brasil, tus ojos.

Si supieras todo lo que veo en tus ojos.
Si supieras a donde van mis propósitos y esperanzas.
Si supieras todos mis sueños en los que estás.

24 mar. 2016

Más fácil

Hace ya tiempo que no te pido grandes cosas.

Mis tesoros son ratos contigo.
Comer juntos, reír juntos, dormir juntos.

Siempre cargas tú las bolsas, aunque yo insista en repartir peso.
Siempre me siento más llena de oxígeno, de paz.

Y, por unas horas, me olvido de mi reducido espacio vital.
Es imposible no ser consciente de tus miradas.

Brisa

Esto de llegar a casa y que duela respirar, como si tuviese heridas en la garganta, es nuevo.

Tal vez el ritmo.
Ése siempre tiene la culpa.

El ritmo que damos a nuestras vidas, los tiempos en los que se supone que tenemos que cambiar.
Nosotros no decidimos nada de eso.

Ni la infancia acaba cuando llegamos a X edad.
Ni la virginidad se va con años concretos.
Ni nos enamoramos .
Ni morimos.

Unos se "enamoran" con un ritmo suave de bachata.
Otros con reggae.
Yo me enamoré de la ausencia de todo ritmo. Miento, tus latidos.

Eras aire para reubicar el desván de recuerdos que coleccionaba.
Aire que calmaba mi ansiedad, aire que soplaba contra mis miedos.

Eres aire que depura tanto odio y me deja el papel en blanco para que pueda escribir mis planes.

El mínimo ritmo del aire se llama brisa.
Qué parecido a la palabra risa.

23 mar. 2016

Tu sabor

Tu boca es dulce.
Sabe a avellana y es un continuo dejavú.
Lleva a muchas sonrisas y caricias dadas o esperadas.

Otros pueden correr, pero tus labios, manos, cuerpo, esperan.

No podemos tocar la luz

A qué viene tanto terrorismo emocional?

Y ya no hablo de parte del "amor incondicional familiar". Ahí entiendo que haya cierta negación a la madurez.

Hablo de los amigos solteros o aquéllos con pareja pero infelices.

La envidia es el gran pecado capital, que no entiende de historiales vitales compartidos.
Y para buscar con suelo se hinca el diente en donde haya hueco.

Creo que todos perdemos coherencia cuando pasa esto.

Puede que a mi me tengan colmada de regalos, pero en cuanto veo a otras personas darse mimos, ataca la envidia.

O puede que simplemente no esté hecha para sexo desenfrenado, pero cuando otros hablan de fines de semana o de juegos, vuelve a atacar.

Puede que muchas personas vacías, q yo lo estuve, tú lo estuviste, todos lo hemos estado, crean que son felizmente independientes, pero todos tenemos ojos y todos hemos tenido frío alguna vez.

Hay miradas en las que tod@s nos perderíamos.
No es cuestión de sexo.

Todos buscamos lo mismo.
Ojos que se conviertan en el centro de gravedad, aunque a veces nos hagan sentir vértigo.
Piel que nos haga estremecer sin ni siquiera tocarnos, que haya un magnetismo inexplicable, que invada nuestro espacio vital sin tocarnos y ya sintamos todo.

Yo no sé cuándo fue la primera vez que te sentí.
Pudo ser en ese apagón acompañado por un amigo, que fue hasta mi habitación en busca del peluche con el que dormí ciertos meses.

No se veía nada, pero ese rato lleno de miedo en el sofá, contigo, tuvo muchos detalles.

Luz en la oscuridad.
Como luciérnagas.

Billete de ida

Cada día puedo tener en la cabeza más canciones de las que me gustan.
Y esta mañana he salido a la calle con una que no me gusta, de un cantante que no me gusta, con un mensaje que no me gusta.

Parte positiva.
Aún no me ha dado tiempo de hundirme.

Siempre habrán personas que se creen agradables cuando no se quiere saber nada de ellas.

Ayer me llené de mariposas ansiosas por salir, corrijo, me produjeron tal cosquilleo que fue imposible ignorarlas.

Me perdería en tu boca, en tu piel y en tus manos, que son billete de ida a cualquier punto del universo.
Anoche me llevaron a un presente de subjuntivo.

Tantas cosas que contar, tantas que quisieron ser pero no fueron.

Cada vez que me preguntas "estás bien?", aunque quiera fingir, hay algo que no me deja, y  termino desbordándome.

Puede que vuelva a mis deseos de niña, y necesite recordar afectos que se fueron.

Puede que ya no tenga paciencia para oír mentiras.

22 mar. 2016

Autodidacta

Empiezo el día como todos los anteriores.
Estiramientos mínimos, Saludo al sol y me visto para mi primer café.

Mientras bajaba he puesto datos y, por costumbre, he esquivado las vallas de seguridad; a la vuelta he visto que ya no están.

A todos nos cuesta acostumbrarnos a los cambios. Y a veces éstos desaparecen.

La cosa es que, subiendo a casa, le he dado una vuelta más.
Un chico del gimnasio, hace ya cuatro años creo, me dijo que yo parecía conformista. Qué equivocado estaba.

De todo lo que he estudiado, me sentí más a gusto con la biblioteconomía, y no sólo por ser un tema bonito sino porque nadie establecía el tiempo.

Sólo hay que comparar mi salud psíquica de esos años a mis últimos en colegios.

Reconozco que un tema se me atascó, la historia de biblioteca Nacional, pero fue lógico, y , aún así, no me rendí ni un solo día.

Todo el mundo, médicos, mi profesora de 4ESO e incluso algún familiar, se creía que escogería el camino de vida que me indicaban.

"El ballet es imposible para ti"
Incluso cuando mi último profesor me recomendó dejarlo, porque me estaba destrozando, lo hice del centro, pero no de mi vida.

Picasso me va a hacer un dibujo de mis dos centros de vida.
Tú me llamas Pequeña b. cuando mi mundo se tambalea y todo se estabiliza.
Las falsas opiniones me resbalan.

Las críticas me hacen crecer, pero las mentiras hacen daño; no soy tan masoquista como para no esquivarlas.
Cierro oídos y listo.

De todos los médicos que me han visto, solo uno apoya mi amor al ballet.
Mi espalda y mis piernas están formadas para posturas específicas.

Tan difícil es una tercera de pies, un relevé para crujir mis tobillos y una quinta de brazos para colocar mi espalda?

Me acuerdo mucho de Hélade, pero también de Sherezade y de mi primer aula bajo un tatami.

21 mar. 2016

Aire

Qué día empezó todo?

Aquella noche extraña en Mucho más que un bar de copas?
En esas tardes de cafés que no fueron cafés?
En Mercadona, entre pienso para perro y potitos de fruta?
Un apagón?
Una peli alquilada?

La verdad es que ya me da igual.
Si tienen sentido los años de amistad o la taza con filtro de té.

Ya no es el tiempo que llevemos.
No te necesito, pero necesito saber que estás bien.
A veces es lo primero que te pregunto, aunque mis ojos vayan a estallar.

Ya no me emparanoio con mis sueños, como más variado y paso de lo que digan los demás.

Si les parece de locos no basar una relación en el sexo, pues lo siento.
Si creen necesario perder espacio vital propio, lo veo un suicidio lento, pero allá ellos.

Si me consideran conformista, directamente es que no me conocen.

Y no en todos mis inconformismo estuviste tú.
En el ballet sí, lo asumo.

Pero mis falsetes o mis versos fueron bastante anteriores a ti.
Mis palabras favoritas siempre estuvieron claras, antes de ti y antes de muchas cosas.

Reconozco que llegué q pensar en el amor como una obligación, ley de vida, no siempre agradable. De ahí se entienden muchos errores.
Pero de cada error he aprendido.

Sigo tropezando.
En las Barracas de hace 2 años, en busca de gorro de piscina... Pero cada vez tengo más fuerza en mis tobillos; aprendo a esquivar el suelo.

Cada vez menos lágrimas que recoger, menos heridas que cuidar.

La última fue aire.
Algo tan sencillo para ti.

Quité la pila del reloj

Qué más dan más fechas, los meses, los años?

Me considero persona de ideas muy claras.
Cabezota, si quieres meterte conmigo.
Pero lo veo tan necesario...

Claro que me duelen muchas frases o personas, a veces.
Pero sabes de sobra que he aprendido a ignorar.

Nadie me obligará a callarme; si lo hago, es por mi decisión.
Nadie tendrá asegurada mi sumisión.

Si tú lees esto, sabrás perfectamente a quiénes me refiero. Espero que no lo hagas.

Pero ves? Ya no duelen.
Si alguien me pregunta, corto educadamente.
Ya si insisten, no me hago responsable.

El pasado hay que aceptarlo, pero nadie obliga a enorgullecerse de él.

Yo soy feliz de muchas cosas.
Pero quien lea mis entradas sabe que hubo un tiempo contrario a hoy.

Necesitaba sur para encontrarme.
Necesitaba luz para ver.
Necesitaba mimos desinteresados.
Necesitaba que el calendario dejara de interesar.

20 mar. 2016

Velas por recuerdos o velas para olvidar

Las velas son luz con tiempo contado.

Dan calor, iluminan y, al menos a mí, transmiten paz.
Hay aromáticas, anti mosquitos y mucha gente las utiliza para pedir favores.

Te lo dije ayer.
Esto no es nuevo para mí. Si no, acuérdate de los 6 meses y el camino de velas que te guiaba al salón.

No sé si tiene relación, pero hoy he soñado con un lugar en el que las únicas velas fueron de cumpleaños.
Perdón, miento. Alguna para derretir aceite aromático tuvo que haber, aunque no lo recuerde.

El caso es que todo seguía igual, todo menos las personas. Y, vete tú a saber porqué, no había techos.
Extraño.

Los sueños, sueños son.
Sé que algún bazar está abierto, pero me puede mi lado hippie. Esperaré a mañana para comprar velas de las que quiero allá donde encontré sandalias planas.

Cuento horas, pero mientras, me voy a zambullir una vez más en la Guinea Ecuatorial y un pueblo de Huesca.

Curioso, también me suena una parada corta entre Espinosa de los Monteros y Burgos. Fue el lugar previo.
La pregunta que no me hace falta responder es que hubieron velas antes de mí, aunque fueran para zambullirse en otros libros.

19 mar. 2016

Raros

En el colegio se hacía corro para ver peleas.
Más tarde se competía por currículum sexual.
Luego las marcas de ropa, de coche, de móvil; la amplitud de tu casa y las pulgadas del televisor.

Siempre lo vi absurdo, la violencia en general.
Y bueno, mi cuerpo necesitaba amor antes que entrega.

Me vienen folletos de móviles y hago memoria de los que tuve; de mi diversión en la adolescencia y mis viajes inolvidables.
Todo se resumía a un micro, en grupo o metida en mi cuarto; libros que me llevaban a tres lunas, pueblos donde el calor calmaba el pánico.

Han habido muchas personas que me han llamado loca por aficiones tan solitarias.
Pero soy dependiente emocional.
Simplemente no quería personas tóxicas.

No quería amigas que decidiesen mi ropa y mis peinados. Ni alcohólicos sociales.
Ni ésos que fardaban de coche a la mínima, incluso para recorrer 20 metros.

Y tú lo dices mil veces: "Soy raro, si no te gusta..."
Te crees que yo no soy rara?
Te crees que me gusta la gente normal?

No quiero que mis besos sepan a tabaco, ni sentir que vivir a mi lado necesita ser ahogado en alcohol.

Hace unos años, creí que no existía alguien que cumpliera mis mínimos.
Afecto, respeto, mucha paciencia, comprensión, apoyo.

Somos raros en un mundo de tópicos.
Somos perfectos en nuestro mundo.

Idiotas

Por qué existe el día del padre?
Qué pasa con aquéllos hombres que no pueden serlo?

Qué pasa con los padres que no son buenos padres?
Qué pasa con los hermanos que sustituyen el papel paterno?

Por qué no hay un día para los hermanos?

Luego hay días para todo...

Día mundial contra el cáncer. Ole tú.
Pero sólo un día, eh. No vaya a ser que se descubra un antídoto y se arruinen las farmacias.

San Valentín.
Materializa lo que sientes, aunque no llegues a fin de mes, porque, si no te gastas un ojo de la cara, no hay amor.

Navidad. Oh, nace el niño Jesús. Qué más da que no crea en Dios, son días libres y excusa para gastar y emborracharme.

Que bien, que divertido.
Espera, que luego  compro una tarjeta de Unicef, dono mi ropa vieja... Y ya he cumplido.

Claro que sí, sigue así.

Que más da tu idea política, si tu coche es gasoil o gasolina o el tipo de bombillas que usas en tu casa.

Querido ser humano:
Me estás jodiendo por dentro.
Sabes por qué cada vez hay más cáncer de piel? Porque me estás quemando, te estás rompiendo la protección.
Tú no paras de maltratarme y de creerte superior a mí.
Pero me debes la vida, recuérdalo.
Tú sigue sumando puntos, que yo no tengo mucho que perder.

Atentamente, Mundo.

Cortina de lluvia

Tras haber pisado arena contigo, una fina pero molesta lluvia reina los días y, con ellos, mis pasos.

Ayer, cansada, comencé, de nuevo,a cuidar mis fuerzas.
Y, dada la humedad del aire, no me queda otra que sumergirme en páginas de otro tiempo, de otro lugar.

Una canción, "Las aceras están mojadas". Y la tierra se convierte en barro; como la entrada de Clarence en Sampaka.

Estoy sumergida en esa historia, posiblemente real, y la arena sucia de cerca de mi casa me lleva a ese marco de palmeras con amuletos bubis y respuestas buscadas.

Mis preguntas se resumen a cuándo.
Como esa tribu, confío en nuestro destino escrito.
Dónde, no lo sé.

Pero qué más da si en tu casa, en mi cama, en una playa artificial o en el fin del mundo.

No hay prisa, no hay miedo, no hay desesperación.
Hay pasión, vida, ganas, ilusión.

Sé que siempre, incluso con este frío, seré tu pequeña bailarina sobre el mar.
Y tú serás mi osito de peluche, siempre dispuesto a ahogar lágrimas, a dar calor y calmar mi temblor ante tormentas eléctricas.

Parece que... Este amor...
Va a arrasar con todo.

18 mar. 2016

Enredada

Quiero sentirte cada minuto, en cada centímetro de mí cuerpo.

Acaricia mis piernas, mis hombros, mis secretos.
Revienta mis cuerdas vocales de gritarte sin voz.
Enreda tus dedos en mi pelo.
Muérdeme los labios para que no grite de placer.

Haz que lata fuerte.

Niño de cuna

Una vez te me quedaste dormido tras contarte un cuento personalizado.
Sabes que me encanta jugar con tus rizos y acariciaste.

Y que me haría ilusión, cuando te crezca un poco, lavarte el pelo.

Será columpiar mis manos ancladas a tu pelo, anclada a ti; sumergida en espuma fresca, como olas de mar.

Mecernos a ese ritmo lento y acompasado hasta que nuestros cuerpos decidan aminorar sus ritmos cardíacos.

La idea del título me la ha dado otro blog.

Barreras rotas

Futuros improbables, barras frente a espejos ya lejanos, playas que nunca lo fueron... O cosas tan simples como cenar un huevo frito.

Es una de tantas cosas que creí hechas para otros.
Pero ya se sabe, "Nunca digas nunca...", porque un día llega alguien y te pone todo del revés.

La añoranza se convierte en ilusión.
El miedo son ganas.
Roma  es parte de cada rincón.
Y empiezas a pintar.

El gris pega con todo, vale. Pero una sonrisa, aún sin maquillaje en los labios, tiene colores que el arco iris desconoce.
Verde esperanza.
Mundo amarillo.
Calor anaranjado.
Rojo pasión.
Algodón rosado.
Azul de mar, de agua, de oxígeno.
De vida.

Todas las vidas están llenas de barreras, pero la gracia es encontrar la llave y saber girarla.

17 mar. 2016

Ya sin tiritas

Aprendí a desconfiar de los calcetines antideslizantes, tras estar semanas con molestias.

Pero hoy Sus manos me ha felicitado por no desanimarme y mantener mis piernas de eterna bailarina.
Hoy he superado el 100% de mi objetivo diario.

Hoy he estado con personas de mi nuevo círculo.

Pero lo mejor ha sido lo referente a ti.
He rehecho el camino de los domingos de mi infancia, he pisado la arena, y me he perdido en el eco del río dentro del puente.
He cenado como una niña.
He escuchado de tu boca las frases más llenas de todo que me esperaba para hoy.

Lo más bonito de hoy es que me he dado cuenta, una vez más, de que me estoy superando.
Cualquiera sabe que durante años esquivé el parque de mi infancia; pero este camino cercano al río era tan duro que puedo contar con una mano las personas que saben la historia.
Puedo jurar que esta mañana pensé que me derrumbaría en cualquier momento, pero no.
Tú haces que todo sea más llevadero, y lo he conseguido.
He poblado este recuerdo de un nuevo recuerdo.
Como el parque del Telepizza, como las fechas duras, como mis miedos, como mis instintos.

Hay miles de cosas que aún quiero, pero que ya llegarán.
Lo importante es que ya no hay heridas que curar.

16 mar. 2016

Ir y venir

Persigo olvidar muchas cosas, y, aunque parezca imposible tratándose de mí, muchas de ellas se van.

Han habido pasiones que ya volvieron a mí, tras años separados.
Canciones que significaron ganas, y han regresado a mi pensamiento.

Pasillos que tuvieron vida, y que, aunque ahora estén vacíos, sueño con ellos.
Direcciones concretas, olores.

Pero muchos detalles han desaparecido definitivamente.
Confío en que mi subconsciente sabe clasificar, y decide dejar a la vista todo lo que algún día me pueda servir.

Reconocer una guitarra afinada, memoria con juego de palabras, precaución vial.

Puede que duela quedarme a medias, pero hay acordes que rebotan en mi oído interno, frases seguidas de respiraciones y salvavidas.

Agradezco soñar movimientos imposibles para mí cuerpo, risas que ya no se oirán.

No importa lo que va y viene, ni lo que simplemente se va.
Importa lo que queda, quienes se quedan.

Ser o no

A un ritmo extraño, no siempre progresivo, pero eres.

Eres Trankimazin que me devuelve respiraciones.
Eres equivalente a spray de defensa que me devuelve seguridad.

Eres el suplemento alimenticio perfecto.
Eres ganas de seguir batallando.

Eres acelerador cardíaco.
Eres fuerza en forma de caricias.

Lo que no eres es pasado, dominación, exigencia.

No dueles.
Al contrario, evitas y curas dolor.

15 mar. 2016

Ensueño

Lo siento por aquéllos que no tienen suerte en el amor, aquéllos que viven frustrados y aquéllos que siempre han tenido todo.

La libertad de expresión me permite escribir lo que siento, gritar mis sueños y, por supuesto, sentir lo que siento.

Sé que soy rara, difícil de entender y que muchas personas creen exageradas mis particularidades.
Pues es lo que hay.
Ojalá pudiera cambiarlas.

Llevo mejor la ansiedad, pero me gustaría dejar de llevarla.
Y me encantaría ser capaz de muchas cosas.
Y estar más en las tallas estándar, físicas y psicológicas.

Una dieta para no subir de peso, como la mayoría.
Aprender a pasar de muchas críticas.
Y, por supuesto, no dejar que me afecten movidas externas a mí.

Aceptar de una santa vez mi realidad.
Contigo.
Con tiempo.
Con vacíos.

No creo que pueda resumirlo en simple envidia o necesidad de encajar.

Me siento dividida entre sueños conseguidos y formas de vida que me han sido prohibidas.

Para que luego digan que de sueños no se vive.

Una vez fue

Mi mayor defecto es que pienso demasiado.
Recuerdo demasiado.

Mi primer esguince, con ropa de ballet, a un piso de mi aula.
Mi primera vez, una noche de verano.
Mi primera vez en León.

Tantas.
La primera vez, en años, que alguien me vino a buscar tras ejercicios de suelo y barra.
Mis primeros pasitos al ritmo de música imaginaria.

Mis primeras zapatillas de ballet, un 26.

Tengo mis días nostálgicos, sí.
Y necesito que está tarde me digas lo que sólo tú me llamas.

Siempre pequeña b.

14 mar. 2016

Espera, que me rio

No me exiges huir de mí realidad.
No me echas la culpa de lo que siento.

Vale, me quedé en la ESO, pero la vida no se aprende ni con libros ni con años.
Soy una más, con millones de puntos únicos.

Todos nos rompemos y todos cicatrizamos.
Hay quienes huimos del miedo y quienes huyen de los recuerdos al miedo.

Hay quienes somos trasparentes y quienes no saben nada de sí mismos.

Compensa?

Yo no soporto que hablen de mí, sin saber.
A ti te ponen de mal humor ciertas conversaciones.
A otros les molesta que se sea diferente.
Otros son ególatras.

Gracias, mundo.
Tú te llamas Tierra, pero eres en mayor parte agua.

Creo que ya está

Que no insistan

Estoy pillando mucho asco a la política; corrupción, capitalismo, tapaderas, intereses propios.

Y lo siento, pero cada vez me recuerda más a casos muy cercanos.

Voy contigo porque me invitas a cafés.
Voy contigo para que la gente piense que soy un cacho de pan.
Voy contigo porque salgo ganando.

Ven conmigo por interés a estar conmigo, cómodo, respirándonos.
Inspira el olor dulce de mí espalda.
Di otra vez que te encanta como huele mi champú y deja tu nariz atrapada en mi nuca.
Permite que guíe tu mano hasta mi ombligo para darme paz.

Me gusta que viajemos a tantos lugares, creados e imaginados, con sólo tocarnos.

Libros, películas, Sant Jordi's, y velas derretidas sobre espaldas.

Este fin de semana no me has dicho pequeña bailarina, pero no me ha hecho falta.

Hemos disfrutado del balanceo de nuestros cuerpos fundiéndose.
Hemos abierto cada poro de piel, atravesado por nuestras manos o bocas.

13 mar. 2016

Reírnos

Cuándo se forma un blog, cómo, tiene etapas?

Es curioso, pero, los que se me ocurren al salir de tu casa, surgen siempre igual.

Estoy contigo, cierro la puerta, bajo las escaleras, recorrido el parque hasta la parada y ya el recorrido hasta mi casa.

Hoy, nada más bajar, he visto mi punto favorito de luna. No es sonrisa de gato; más bien me recuerda al símbolo de una trilogía, como si los vértices de la sonrisa fueran redondos y ésta un poco más ancha.

Una sonrisa más llena de confesiones, vacía de inseguridad.

Este fin de semana he reído, he degustado pizzas y he reído más contigo, en todos los sentidos.

Tras la paz que me produce "reír" contigo, también me ha dado por reír.
Mi cuerpo sigue sorprendiéndome.

Leo Palmeras, respiro recuerdos y duermo tu piel.

12 mar. 2016

Sencillo

Ayúdame a suprimir las tomas falsas, mis meteduras de pata.
Ayúdame a hacer realidad mis objetivos, mis metas.
Ayúdame a que mis lágrimas hablen de vida.

Toca mi espalda para confundirme todo el valor que me hizo falta.
Toca mi ombligo cuando esté tensa.
Toca mis piernas para convencerme de que guardan historias valoradas.

Y que venga la vida a sorprendernos.

Bufé libre

Reconozco que hay recuerdos en los que me quedaría a vivir.
También hay otros que me gustaría eliminar, nadie mejor que tú lo sabe.

Platos que comería todos los dias.
Sabores que nunca debí vivir.

Mis recuerdos favoritos son contigo.
Mi sabor favorito es tu espalda.

11 mar. 2016

Reflexiva

No soy vegetariana, ni tengo jardín, ni mascota, ni hago topless.

Pero no me gusta fingir ser otra cosa que no soy.
No me maquilló, ni me hago peinados raros, ni visto según la moda.

Se pueden pensar muchas cosas de mí, pero pocas veces se acierta.

Molestia y dolor.
Capricho y necesidad.
Encoñamiento y amor.

Tantas veces...

La crisis Europea es crisis?
Y África?

Como todo, es a lo que se esté acostumbrado.

Lo extraño es que mi comodidad es algo que no ha estado siempre ahí.
No es un sofá, ni risas en un bar, ni siquiera libros.

Comodidad es respirar sin quedarme a medias y algún que otro escalofrío con los ojos cerrados.

10 mar. 2016

Gracias por desnudarme

Que me perdone el mundo.
Soy muy tolerante, espero que también lo sean conmigo.

Para empezar, la democracia nos da opciones políticas, libremente.
Las modas nos permiten vestir como queramos.
Tantas creencias nos abren un abanico de religiones.

Racismo? Lo puedo tolerar, hay gente que no piensa en los orígenes y se olvida de que todos venimos de África.
Fobias? No las elegimos.

Pero machismo no.
Lo siento. No lo soporto, ni lo entenderé.

Acaso es superior el sexo que no puede engendrar vida?
Yo lo dejo ahí.

Tampoco soporto que me juzguen por el estilo de ropa, la popularidad de mis órganos sexuales o los kilos de maquillaje que uso al año.

Hace no mucho vestía ropa ancha para parecer menos delgada, nunca dejaba a la luz mis inglés, ni mi ombligo.

Pero tú, ese tan "mal novio" que dice la gente, has hecho que sonría al verme desnuda.
Sí, desnudaste mi mente de prejuicios.

9 mar. 2016

Mi niño

A menudo me acuerdo de tonterías.
Sitios en los que estuviste y en las que estuve con otras personas.

Me acuerdo de frases que dijiste o que yo pensé.
Me acuerdo de tantas veces, tus manos recogiendo las lágrimas que rodaron por mis mejillas.
Tantas muestras de cariño desmedido.

Tantas bocas que hablaron o hablan sin saber, por envidia.
Tantas personas que insistieron en hacérnoslo difícil, que nos llamaron locos.

Y no, no salto sin red como una suicida; salto porque sé que tus manos no me dejan caer, y, si caigo sin tu presencia, sé que vas a curar mis cicatrices.

Paso una tarde lejos de ti, pero sin parar de pensarte; y llego a casa.

Y hablo contigo.
Y te cuento cosas.
Y me dices que me quieres y que te alegras de que esté feliz.
Y me recuerdas que lo importante es que la ropa me guste a mí.
Y que cene.

Y, aunque no te lo cuente, me echo a llorar por tantas cosas que me has dado. Y los lastres que me has quitado.

La gente que critica nuestra forma loca de llevar el amor no sabe que los cuerdos no aman, sino atan.

Mi teoría

Una relación no es compartir todo tu tiempo ni todas tus pasiones.

Si tanto se paraliza cualquier tema, en una pareja lo lógico es que no siempre se esté de acuerdo.
Además lo bueno es complementarse.
Y discutir.
Y saber decir que no.

Ningún amor es dictador. Digo ninguno porque ni siquiera el familiar.

Amar es sentirse más completo y más "tú" junto a una persona que no es tú.

Amar es perder miedo e inseguridad. Es poder con el universo entero. Y no tener miedo.

Amar es creerte dueño de tu parte de mundo. Y serlo de tus palabras y decisiones.

Amar es hacer de alguien un altar, pero también a la inversa.
Ninguna voz o decisión es mayor.

Es igualdad, naturaleza.
Es vida.

8 mar. 2016

Erótica pura

Hace cosa de una semana, #Erografias propuso definir y diferenciar erotismo de pornografia.
Mi definición fue sosilla.

Hoy, tras habernos fundido con esa vela aromática, sólo en nuestras espaldas, pero con tanta sensación, doy otra.

Erotismo es todo lo capaz de excitarte, sin siquiera admirar tu sexo.
La pornografía existe con la idea de, mínimo, una penetración.

Cuántas veces me has tocado la espalda?
Cuántas veces me has visto hecha blandiblú?

Atribúyelo al olor similar a chicle, al calor del aceite aromático, a la tranquilidad con la que tus manos han bailado sobre mi espalda, pero quiero repetir.

He sentido más con esto que con todo el sexo del mundo.
Me has relajado incluso donde no me has tocado.

Y me he acordado de libros de Noelia Amarillo, entre muchos, de twitteros, de ti y de mí hace una semana.

Admiro la velocidad que tienen los cuerpos esperanzados para superar malas rachas.

No es sexo, es erotismo.

Oxígeno

Se me olvida respirar, entre tanta prisa, entre tanto vacío.

Lluvia, nieve, hielo, sol.. Tú.

Machismo por aquí, prejuicio por allá.
Y tú en cada respiración, en cada gota de agua.

7 mar. 2016

Gracias a un imbécil

Por qué hace tanto frío?
Por qué la gente tiene tanta prisa?

Por qué estás tan lejos y siento tu aliento?
Por qué ando aunque me duele, te busco en sábanas aunque no estés?

El día que hicimos los 9meses, cómo no: Bolera y cómo no: Competencia, vimos a ese sujeto. Y?
Ayer también, y, llámame loca, pero es casualidad que anoche se me quitase toda la ansiedad del fin de semana?

Puede que ver al perteneciente de esa voz de número desconocido que me llamó en pleno ascensor hace años ahora me dé las ganas de empezar la semana bien, seguramente mejor que él?

Puede ser.

6 mar. 2016

Tobillos

Qué hay más inocente que unas tazas de chocolate?
Cuatro amigos, un domingo.

Cada uno de su padre y de su madre, pero tres tienen manía a una peraona, por llamarlo de alguna manera. Y qué casualidad; en esa reunión tan sin maldad, entra en escena ese sujeto.
Esperando a que salga, quemando garganta por prisa de poner distancia, respiración inquieta.

Luego risas.
Cereza, Picasso, Cerezo y yo.
Bares cerrados, guantes, escaleras traicioneras, dibujos y una carpeta.

15 kilómetros hasta mi casa, mi tobillo torpe pide hielo, pero mi abdomen recuerda el calor de las risas.

No hay bares que guarden todo, ni dibujos que hablen de pensamientos globales, ni cafés que reúnan todo.

Estamos nosotros.

Mía tobillos frágiles de bailarina frustrada  se tambalean, pero han soportado el peso de tanto frío emocional de tiempo atrás; por eso estás.

Hoy

Anoche no quise escribir, ni pensar, ni ver tele, ni dormir, ni llorar.

Huye del pasado.
Huye del café.
Huye de sonrisas.
Huye de soñar.

Quiero tantas cosas, pero se simplifica.
Todo es que tan fácil como ojos que narran historias.

Mil vueltas en una cama vacía, despertarme a las tantas por el llanto de un niño en el piso superior y ver que ya no dejo que me domine la ansiedad.

Hay que encontrar remedio, pero ya no urge tanto.
Hoy tranquilidad, chocolate, voces susurrantes y poquito más.

De qué vale pensar en el pasado y echar de menos recuerdos de tantos años.

4 mar. 2016

Mundo raro

Gente que va de eco, pero luego coge su coche propio para ir a por el pan.
Que visten de hipster, pero les da asco la ropa de segunda mano.
Que creen en unos ideales, pero con sus amigos hablan al revés, por quedar bien.
Que hacen dieta, pero beben alcohol.

Luego está el tipo de personas con las que me quedo.

Si necesitas espacio, lo tienes.
Si te ahogas en la ciudad, te sumerges entre árboles.
Si sueñas o añoras, pintas.

Has reeducado mi mala costumbre de disculparme, y eso creí que nadie, ni siquiera tú, lo intentaría.

Lo que no me puedes prohibir es quererte.

Maniquí

No sé cómo lo has hecho, pero ya no corro por vestirme, ya no huyo de los espejos.

Vale que estos kilos ya disfrazan mis huesos, pero también hay pequeños detalles.

Hace no tanto, me avergonzaba de mis piernas, y las tapaba con pantalones "anchos".
Mis camisetas siempre tenían escotes redondos.

Mi nariz, mis orejas...

Ahora ya no.
Me gustaría tener que talla de adulta, para no tener que llevar ropa tan inocente, tan " de tapadera".

Pero si he aprendido algo en estos años es que la vida no son tallas ni modas.

No necesito escotes hasta el ombligo porque mi cuerpo no es una exposición puesta por el ayuntamiento.
No necesito tener una talla estándar porque mi ropa es para mí.

Letra pequeña

De todo lo que viví ayer me quedo con estar tan abrazada a ti.

La verdad es que no me acuerdo muy bien de todo lo que pasó.
Sé que me acariciaste, que tu boca me besaba, pero poco más.

Recuerdo que, comiendo, un rato te observé mientras comías.
No es tan difícil ese regalo de verte vivir a través de de nuestras copas.

Una vida a través de cristal es un conjunto de ideas no exactas; pero, y lo bonito que queda.

No sé cuándo cambió todo de golpe.
Cuándo empecé a agradecer cada latido, cada suspiro.
Cuándo dejé de tener miedo a vivir.

"Disfruta el día de hoy, no me seas"

Esa frase todos los días de este tiempo.
Qué cegada estuve.
Necesité que me lo dijera tanta gente antes de ti...

3 mar. 2016

Lo bueno se hizo esperar

Llamalo vida, llamalo karma.

La dependencia emocional siempre estuvo ahí, intentando rellenar otros vacíos.
Siempre con carencias.

Hubieron muchas caídas provocadas por las prisas de sentirme en casa. Dos sujetos que no merecen ser mencionados en esta etapa de mi vida.

Luego estuvo J.
Proyecto de algo, sin dolor, no hubo heridas de cicatrizar ni reprochar.

Hubo desesperación.
Pero luego tú, que habías estado desde esos dos parches que no merecen ser recordados, ordenaste mis ideas, desinfectaste mis heridas y me diste, y me das, todo el calor que buscaba.

No quiero vivir en mi casa, ni en tu cuarto, ni en tu cama, ni siquiera contigo.
Quiero vivir en ti.

Y, afortunadamente, hace ya tiempo que vivo ahí.
Reparto de tareas. Tú ordenas mi vida y yo ordeno la tuya.

Sé que mordisquearte el cuello, sin que tengas cosquillas, es misión imposible, pero tú ya has tocado mis pies, aunque sea sobre calcetín, sin que te pegue patadas.
Nos prohibimos dar gracias por acciones voluntarias.
Nos hemos hecho promesas que nadie ve lógicas.
Un lenguaje irónico, espacios que cualquiera ve como faltas de respeto.

No queremos caer en errores de otros. Nuestra relación, nuestras decisiones.

Me cuesta escribir contigo rozándome porque me alteras y ya se me olvida hilar las palabras.

Mucha gente no sabe dormir acompañado, y yo lo necesito.
Encuentro una paz entre tu respiración y tus latidos que no está en ningún otro sitio.

Nuestros fines de semana no son escapadas, sino lo contrario.
Si existiera la metáfora de la armadura, nos quitamos las armaduras y nos fundimos, vida interior en estado puro.
Para que escapar si lo que queremos es encontrar?

Algo tan sencillo

Quiero verte.

"Y quité la pila del reloj". Hace 23 meses, te regalé un reloj de arena y te pedí que lo tumbas es.
"Para que el tiempo quedase ahí, parado, para siempre."

Vale, parado, pero han pasado miles de momentos, miles de partes de algo.

No olvidaré la ropa que llevaba el primer día que entré en tu casa, para ver Posdata tq.
Tampoco olvidaré lo que comí las primeras veces.
Ni esas frases que nunca se olvidarán.

Cuántas patadas te daba, con tantas pesadillas.
Huía de ellas, pero ni siquiera durmiendo lo conseguía.

Aoche me entraron ganas de Nestea.
Tú tienes los tickets, sabes que fue lo que acompañó la pizza y tu Ya no quiero prueba.

Y este año, pensando otra vez en hacer Sant Jordi.

Habrá Italia, habrán cafés, habrán miradas llenas de retos al mundo.

Un día más, mil momentos y n año más.

2 mar. 2016

Un susto, una demostración

Hace dos años de nuestro primer beso, robado, en mi portal.

Y esta noche, en cuatro horas me has demostrado todo.
Tú, el que duerme como un osito, has estado todo ese tiempo acariciándome, pendiente de mí respiración, calmando mis pesadillas.
Dándome todo lo que necesitaba.

Asúmelo, soy tu prioridad.

Lo doy casi todo por ti, pero es que tú también; ya no me pueden llamar loca.

Desde hoy, todo lo que hemos hecho (cenas, escapadas, viajes, siestas, películas, risas) sigue estando ahí, sigue valorado, pero queda muy pequeño.

El amor no son medias naranjas, hay que exprimirse.
Y hacerlo cuando el otro se esté deshidratando, sin importar el tipo de naranja que seas o si es tu momento para agradar.

Con hambre todo está bueno.
Con urgencia cualquiera es psicólogo.

He estado a poquito de quedarme sin oxígeno, pero no he tenido miedo.

Y claro que aún me duele al inspirar, pequeño pinchacito, pero ni hoy ni mañana ni dentro de mucho voy a olvidar tus manos acariciando mis hombros ni tus ojos dándome toda esa paz.

Ya no es gracias, ni publícame esto, ni salvavidas psicológicos.

Has podido.
Como no te valores de una vez con esto, yo ya no sé qué hacerte.

1 mar. 2016

Nuestro café

Fueron tantos, son y serán interminables.

Falta menos de dos días para cafés romanos, llenos de dos años, de tanto aprendido.
Pero estoy esperando que sea la hora para cierta decisión, y tomó café en un sitio recién descubierto.

Música de mi estilo, sofá continuo, puffs y una orquídea amarilla sobre piedras rojas.
Esta mañana me he acordado de nuestro primer Sant Jordi; un historia tan mágica, una rosa tan llena de significado.

Ha cambiado todo.
Sonrío, disfruto y confío.

Lo más difícil fue sonreír.

Una promesa más de tu rosa amarilla.

Desnuda

La doble alianza me daba alergia y me la tuve que quitar.

Ahora mis manos están como al principio, como ciertas playas, como una vida nueva.

Y no tengo frío, no haré amago de taparme.
Contigo comencé a aceptar mis pocas curvas, que algunos huesos quieren sobresaliese de mí.

Me obsesiono cuando veo una costilla más de la cuenta en el espejo, pero ya no con subir tallas o ganar centímetros.

Medidas casi artificiales, pero no simétricas.
Rara, poco común, pero no pasa nada.

Contigo me quito la gran mentira, la que nos marca con números, la ropa.

La ropa