21 mar. 2016

Aire

Qué día empezó todo?

Aquella noche extraña en Mucho más que un bar de copas?
En esas tardes de cafés que no fueron cafés?
En Mercadona, entre pienso para perro y potitos de fruta?
Un apagón?
Una peli alquilada?

La verdad es que ya me da igual.
Si tienen sentido los años de amistad o la taza con filtro de té.

Ya no es el tiempo que llevemos.
No te necesito, pero necesito saber que estás bien.
A veces es lo primero que te pregunto, aunque mis ojos vayan a estallar.

Ya no me emparanoio con mis sueños, como más variado y paso de lo que digan los demás.

Si les parece de locos no basar una relación en el sexo, pues lo siento.
Si creen necesario perder espacio vital propio, lo veo un suicidio lento, pero allá ellos.

Si me consideran conformista, directamente es que no me conocen.

Y no en todos mis inconformismo estuviste tú.
En el ballet sí, lo asumo.

Pero mis falsetes o mis versos fueron bastante anteriores a ti.
Mis palabras favoritas siempre estuvieron claras, antes de ti y antes de muchas cosas.

Reconozco que llegué q pensar en el amor como una obligación, ley de vida, no siempre agradable. De ahí se entienden muchos errores.
Pero de cada error he aprendido.

Sigo tropezando.
En las Barracas de hace 2 años, en busca de gorro de piscina... Pero cada vez tengo más fuerza en mis tobillos; aprendo a esquivar el suelo.

Cada vez menos lágrimas que recoger, menos heridas que cuidar.

La última fue aire.
Algo tan sencillo para ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario