31 ene. 2017

Piel con rocío

Odio llorar contigo, como si me hicieras daño.
Hasta ahora te has encargado de arreglar heridas que hicieron otros...

Pero contigo estoy desnuda.
Y qué bonito.
Soy algo más que huesos marcados y alguna cicatriz, pero yo no veía nada más.
Soy todos los secretos que nadie sabe.

Y tú, oxígeno, ganas, ilusión, luz, amigo, puede que mo seas el mejor del mundo, pero sí de mi mundo.
Eres todo lo que necesitaba para latir tranquila, por mucho que lo niegues.

27 ene. 2017

Mundo dividido

Qué feo el prejuicio a las ideologías no basadas en nadie.
Qué bonito el respeto que algunos desprenden.

Locos que reciclan por un anuncio concreto.
Locos los que hablan de aborto como lo peor, pero fuman.
Locos quienes creen que son los,amos del mundo.

Locos los enamorados, o en proceso, y afortunados.

Muy cuerda

Locura sería correr sin mirar si hay coches, pelearme contigo y no hablarte en días.
Locura sería creer que no eres real y sacrificar este presente por otro pasado.

24 ene. 2017

No compito

Echar de menos algo que sabemos que no va a volver es duro.
Competir respecto a ausencias me parece sucio.
Y la compasión interesada ya me da náuseas.

No pretendo ser lo que no llegué a ser en otro tiempo; sólo quiero intentarlo, contigo.
Como siempre.
Por qué​ no, después de intentar tantos imposibles.
Para qué dejarme llevar por esa corriente de autodesconfianza?

Sé los tacones que nunca calzaré, las velocidades que existirán ajenas a mí, pero hace tres años no me veía en piscinas, ni compartiendo sábanas, ni buscando escapadas, ni volviendo a intentar.

Volver a intentar no por echar de menos esas sensaciones sino sacar esas experiencias del pasado y vivirlas contigo, de otra manera pero contigo.
Contigo todo es fácil.

21 ene. 2017

Piano

He llorado con películas.
Siete almas, Terabithia, una de Moccia en cierta escena, Vaiana al final...
Pero hoy no tocaba.

Desde el inicio he estado alejando emocionalmente las coincidencias, los caminos y muchas frases que ya escuché.
Pero todo se ha roto, en varios momentos.

Contaré un secreto.
El año 2008/09 tuve una necesidad vital de rozar guitarras, escucharlas y mirarlas; al menos fue mejor que  el año siguiente con ese secreto de violines.
Ojalá no hubiera sido un aviso.
Y después, contigo, los pianos me enseñaron que no es cuestión de pulsar teclas sino de ligarlas y dejar que invadan los rincones de silencio que tenemos.

Ir al cine y estar media película con los ojos cerrados es la mejor experiencia que he tenido entre palomitas.
Y hablaba del secreto de los violines... me parece que mi secreto actual va a tener poca vida.
Antes tarareaba... ahora mi tobillo, mi cuello, mis dedos, quiere salirse del sitio.

Lo digo satisfecha; he vertido lágrimas en un sitio que no es contigo.

20 ene. 2017

Cerrar los ojos y latir en 8 tiempos

Cierro los ojos y oigo pianos, recuerdo perfectamente​ cada coreografía de pequeña, cada ensayo.
Puedo ver las prendas de clases y actuaciones, las horquillas y gel de brillo.

No puedo evitar llorar y, por un segundo, querer dejar todo lo que tengo y volver a ese tiempo, por unas horas tirada en el suelo con esas compañeras que desaparecieron.
He podido superar muchas cosas, contigo, pero esto no creo que pueda; es mi cuerpo el que vibra al pensarlo.

Ay si hubieras estado en la butaca de al lado viendo Esto no es historia de mujeres.
Ay si volviésemos a Sherezade y, por casualidad, saliera ella.

Que me perdonen quienes me lean, pero cada lágrima de nostalgia me nubla las letras y las emociones.

Tolerancia, la fabula

La sociedad es imbécil​.
Mucho postureo de tolerancia y adaptación, pero hay un mundo después del sexismo, anorexia general y modas no superados.

Las películas siempre seguirán patrones.
Amor, desamor, orfandad y sueños.
Pero la debilidad siempre va por un personaje femenino, qué casualidad.

No se les ocurre variar un poquito? Hay historias interesantes fuera de esos tópicos.

17 ene. 2017

Coleccionar o no

Hay de todo.
Quien colecciona viajes, borracheras, polvos de una noche.
Entradas de festivales, botellitas de arena, selfies, videos pornográficos, frascos de perfume, productos oficiales de algún equipo de fútbol.
Amigos de verdad y amigos de boquilla en el mismo saco, cafés, planes, fantasías...

El límite no lo pone nadie.
Yo he coleccionado muchas cosas que hoy veo absurdas, como fotos de una serie o amistades basadas en interés.

Pero hoy colecciono botellitas de arena: cada una con un reencuentro al origen del mundo, velas para recordar el calor cuando el sol se oculta y momentos.

Éstos últimos son vida. Tan llenos de risas y sonrisas, de lágrimas y calmas. De norte y sur, razón y locura.

Yo no quiero pulseras de festivales, ni siquiera coleccionar algo.
Quiero, por ausencia, no poder contar desencuentros con mis objetivos.

16 ene. 2017

Tiempos vacíos

Adolescencias, tardes de verano... canciones.
De repente se llenaron, cada minuto diurno o nocturno son reflexiones de recuerdos y deseos ligados a ti en diferentes tiempos.

Todo sigue igual? Sí y no.
No hemos rechazado nada, sólo hemos elegido.

Hace un par de horas, me has dicho algo que llevaba esperando desde hace tiempo.
No tiene que ver conmigo ni con nosotros, pero "ni TU ni MI, sino NUESTRO".

Los tiempos vacíos son días sin vida, días que parecen siglos.
Yo sé cómo quiero pasar mis siglos.

11 ene. 2017

Quiero contigo

Vivir, sonreír o simplemente respirar.
No sé.

Estoy en unos días que... No me vale leer acurrucada en el sofá, ni escuchar música. No, nada.

Así que lo que quiero es eso.

10 ene. 2017

Momentos

A veces lloro de tantas cosas que siento.

Es raro hacerlo en silencio, pegadísima a tu abrazo.
Es duro hacerlo sola, echando de menos recuerdos tan bonitos.

Me llamarás loca, pero me alegro de esto.
Son cosas que nunca creí para mí.
Desde tus ojos clavados en los míos en silencio hasta tu preocupación tan profunda cuando respiro de manera distinta.

Dices que no te fijas en las cosas, pero nadie sabe si miento cuando digo "voy a cenar", nadie parece escuchar mis lágrimas en sueños y nadie sabe leer tan profundo mi silencio.

Si me sale llorar es porque sonrío con más frecuencia que nunca.

Soy clásica

No hablo de ropa ni música; ahí simplemente soy yo.

Hablo de no emocionarme con la vida virtual como si existieran roces y respiraciones que hablan por sí solas.

Nada sustituye, ni siquiera se acerca, a que respires contra mi piel, en silencio; "estoy aquí y contigo y no quiero decir nada porque no hace falta para estar bien".

A veces un mousse de mango me deja sin palabras, pero hay sonrisas de boca y ojos que cuentan todo.

Deporte vs. Estética

A lo mejor los bailarines no son maricones.
A lo mejor las capacidades de sus cuerpos van más allá de sus posturas sexuales.

A lo mejor hay algo más que puntas.

Un futbolista juega bien al fútbol, pero ya está; no pidas baloncesto, ciclismo, tenis etc.
Un profesional de danza se adapta a estilos, juega con coreografías; sigue los pasos, pero también interpreta emociones y motivaciones que imaginó un coreógrafo.

No cualquier lesión excusa una falta de asistencia, y, aún así, el sentimiento no desaparece.
Disciplina, fuerza con apariencia de delicadeza; o lo tienes o no lo tienes.

Creo que la manera de enfocar el amor también es única.
A pesar del tiempo y las circunstancias, creo que supe que lo nuestro no era capricho.

Echaba tanto de menos acoplar mis motivos a una melodía, latidos unidos.
Necesitaba tanto dejarme llevar y que mi cuerpo fuese guiado por acordes de piano, siendo cada tecla una vértebra.

Tengo propósitos de año nuevo.
Uno de ellos aún me da miedo contarlo, pero algún día lo diré.

9 ene. 2017

Idiotas todos

Somos idiotas.

Canciones, poetas, filósofos, psicólogos... Bloggers también, no se libra nadie.

Insistimos en describir con palabras algo tan desconocido y desbordante como el amor.
Y siempre, al contrario que él, nos quedamos a medias.

Y mientras, somos ateos de él, lo ensuciamos, lo criticamos y lo castigamos. "Fui tontx al enamorarme".
AG, que no. Ser tontx es otra cosa; vivir no.

7 ene. 2017

Latiendo fuerte

Los especializados en psicología lo llaman sentimientos extremos.
Se considera un problema, desajuste tal vez, rozando la bipolaridad.

Entiendo que se vea como problema que duela a nivel máximo un ataque verbal irónico, pero la parte positiva compensa.

Es "tocar fondo", necesitar sur "para no perder el norte" y, por qué no, estar en ayunas para apreciar los pequeños sabores.

Euforia

Te odio cuando callas, pero también te odio cuando repites algo tan claro como un tequiero.
Odio que haga falta saberlo.
Mole odio cuando soy niña contigo, cuando me hacen llorar recuerdos de antes de ti.

Vivir es otra cosa.
No odio vivir, solo el tiempo.
El tiempo empieza y termina ahora. Después no se sabe.

Hay momentos, a veces personas, que dan ganas locas de comérselas pero da penita... Cómo las tartas de varios pisos con una decoración de estrella Michelin.
No quiero que se acabe, y no se va a acabar.

Antes de ti podía describir los besos que conocía con sabores de cerveza y olores de colonia, pero los tuyos, los nuestros, son un bufé libre de sensaciones; desde la calma hasta la euforia.

Decidir, vivir

Nunca supe mi color favorito, uno sobre todos, hasta hace muy poco.
Nunca me imaginé vivir sin una desconfianza crónica hacia todo, ya cuestión de 30-40 días.

Los objetivos y propósitos no me parece correcto que sean tan radicales ni nacidos en solo una fecha, como fruta de temporada.
Hace ya tiempo que las naranjas están disponibles casi todo el año.

Qué importa de dónde somos para creer especial una fecha que no es San Valentín?
Se supone que estamos en un reality y tenemos que agradar y cumplir reglas?
Cuándo nos convertimos en muñecos dirigidos por el mundo?

Hay quien no sabe hacerlo.

6 ene. 2017

Demasiado tarde

Y ahora voy a ser yo, sólo para mí.

Después de personas buenas y tóxicas, no se libra ninguna, he escogido el camino, sin GPS, sin guiris que quieran perderme.

Mi año nuevo empieza mañana.
Quiero tener los colores que gritan en mis latidos, que no todo es elegir uno.
Quiero ropa granate, sudaderas amarillas, manta y sofá azules.

Mis labios, como de costumbre, sin color artificial; nuestros besos tampoco.
El primer beso gracioso de hoy ha sabido a trufa.

Quedan 365.

3 ene. 2017

A contracorriente

Que hablen mal de mí.
Que crean que me conocen cuando nunca me preguntaron.

Qué voy a perder?
Como mucho una persona en la que confiar; pero mi vida seguirá sumando con mis ilusiones y objetivos, con descubrimientos y contigo.

Quién sabe lo que significa cada rincón, cada frase absurda?
Por qué me gusta un pijama?

Por qué cumplir los meses que hoy hacemos es especial para mí?
Ni siquiera tú.
Ni siquiera me importa. Quiero que estés bien.

Entiendo tu postura en mi mala racha.
Entiendo que la pre-ocupación no sirve.
Entiendo que respirar es lo único que importa.

Si tenemos que huir de ese mundo normal y respirarnos debajo del agua, no lo pienso hacer.
El morbo de hacer las cosas difíciles no va a salir fácil.

Sácame a bailar

A fundirnos con una melodía que otros deciden.
A pisarnos alguna vez intentando hacer otro algo nuestro.

Tú más alto, yo la pequeña de nosotros.
Con 10 tallas de diferencia entre nuestros pies.
Diferentes sentimientos musicales.
Pero qué más da?

Sácame a bailar para que se difuminen el mundo.
Acuna mi cara entre tu cuello y pecho.

1 ene. 2017

Qué sabrán

Año nuevo vida nueva.
Como si los miedos desapareciesen.

Siempre que parece algo o alguien olvidado, reaparece en forma de pesadilla o algún lugar o persona te habla de él/ella.

No son copas.
No son kilos.
No son años.
No son personas ni lugares sino las circunstancias.

Quién sabe si tú y yo estaríamos juntos si cualquier persona de nuestro pasado hubiera desaparecido o permanecido?
Quién sabe si nos habríamos buscado, dónde, con quién?
O si nos habríamos vuelto locos.