20 ene. 2017

Cerrar los ojos y latir en 8 tiempos

Cierro los ojos y oigo pianos, recuerdo perfectamente​ cada coreografía de pequeña, cada ensayo.
Puedo ver las prendas de clases y actuaciones, las horquillas y gel de brillo.

No puedo evitar llorar y, por un segundo, querer dejar todo lo que tengo y volver a ese tiempo, por unas horas tirada en el suelo con esas compañeras que desaparecieron.
He podido superar muchas cosas, contigo, pero esto no creo que pueda; es mi cuerpo el que vibra al pensarlo.

Ay si hubieras estado en la butaca de al lado viendo Esto no es historia de mujeres.
Ay si volviésemos a Sherezade y, por casualidad, saliera ella.

Que me perdonen quienes me lean, pero cada lágrima de nostalgia me nubla las letras y las emociones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario