23 jul. 2017

Simplemente

No quiero seguir los patrones ni ser aceptada en grupitos de parejitas veinteañeras/románticas empedernidas/ hippies/yoguis etc.
No quiero que me digan «te entiendo» porque seguramente es mentira.
Y, tras unos años buscándome entre vacíos y heridas, ya no quiero cambiar.

Sí, soy muy sentimental.
Sí, soy muy literal.
Sí, tengo sueños.
Sí, tengo miedos.

Me gustaría decir que existo y soy yo misma igual que el mar es mar; con agua y dosis de sal, sus pequeñas vidas alimentándose, sus desafortunados tsunamis y fans de verano.
Puede que mi fuerza cause daños a los bonitos corales, pero el impulso de sobrevivir asegura otros cientos de tesoros.

No quiero que echen arena sobre medusas que actúan sin maldad; puede que no sepa decir de otra manera «ten cuidado conmigo».

No quiero ser de una ciudad, no quiero ser un cotilleo, no quiero ser sumisa.

Gracias, caídas.
Gracias, pesadillas.
Gracias, errores.

22 jul. 2017

Tu piel

Paraíso sin dirección, sin gobierno, sin límites, sin historia.
Sólo ahora.

Universo sin contaminación, sin gravedad, sin extinción.
Sin miedo.

Nutrición sin químicos, sin aditivos, sin sufrimiento.
Sólo vida.

Será el yoga?
Será el karma?
Serán el ying y el yang?

Un sitio donde vivir, sin miedo a ser deshauciada, donde buscar equilibrio.
Con rutas perfectas para reflexionar, donde perder en sentido y reencontrarlo.

20 jul. 2017

Echar raíces? Ni que fuera un árbol

Por qué la humanidad/sociedad insiste en oponerse a su naturaleza?

En el primer tiempo fuimos nómadas, y nos iba bien.
No había razas, ni dinero.
Habrá que llamarle a algo «hogar», imagino que diría alguno.

No sé cuándo el sedentarismo se vio necesitado de vacaciones, turismo etc.
Pero por qué tardaron tanto?
Naces y te sale llorar.
Estás en casa y te sale querer aire.
Porque no sale viajar?

Soy de esas románticas que creen que el universo se creó perfecto para lo que se necesitaba.
Agua, polos norte y sur, millones de especies de animales... pero apareció el egocentrismo humano.

Estoy más tranquilito sin moverme del sofá.
Viaja, conoce parte de lo poco que aun sigue.

Soy consciente mil veces al día de que existo en un sitio concreto porque dos personas decidieron adónde ir. Así que soy parte de sitios, soy raíces inconexas primeramente.
Pisar arena con mar es... vida, no sé explicar.

Recomiendo ver Vaiana, por mucho que sea de dibujos.

15 jul. 2017

No prometo

Sentí frío por mucho que me tapase.
Necesité como oxígeno a todas las personas que no estuvieron.
Y de golpe, a casa.
Con sábanas suaves, galletas y sofá, pero no estaba.

Las promesas pueden no ser más que palabras ordenadas para vender ilusión.

13 jul. 2017

Me gusta lo que pasa

Me gusta cuando callo y lees mi desnudez,
Ojos que brillan y boca que lucha por no morderse.

Me gusta cuando callo y no insistes en llenar el silencio,
No preguntas porque no te hace falta,
No insistes en que cambie el chip, que será mejor dejar suceder que aplazar.

Me gusta cuando callo y me vives de otras maneras,
Recorres con tus ojos, susurras con tus dedos e invades con tus labios.

No entiendo la versión original de estos versos, o tal vez me cuadren demasiado sus intenciones.

8 jul. 2017

Todo

Puede que todo lo que quiera se reduzca a una decisión de esas que ahora no están de moda.

La crisis económica también ha llegado a lo sentimental.