31 ago. 2016

Las locuras ya vendrán

La gente con 15 años se pilla borracheras, pierde la virginidad, toman la píldora del día después y, a veces, se enamoran.

Yo puedo decir que contigo no he hecho nada sin sentido.
He sido feliz, he decidido yo, he esperado, he dormido, he comido.

Qué simple, qué básico. No fuisteis yo.
Todo empezó contigo.

Puedo decir que la mayor locura que he hecho contigo fue el descenso del Sella, por mi parte.
Lo demás ha sido vivir.

Locura es casarse a los 2 meses de conocer a ese alguien.
Es ser padres con una lista de sueños tremenda pendiente.
Es atarse a todos los gustos del otro.
Es " tienes que" "por tu bien".

Quererse con locura no implica hacerlas.
Comprobado.

Días

Hay personas a las que deberían prohibir ciertas formas de contacto.

Si se es terrorista emocional por combatir depresiones, tomarse una pastillita, como yo misma hice en su día, es la manera rápida de no salpicar a la gente.
Quien mutila una emoción no puede esperar que 3 horas después le vayan a perdonar.
Una vez? Vale.
Más no.

Hec lo dijo una vez. "Qué radical eres"
O soy radical o me convierto en marioneta, y trago y trago hasta acabar como antes.

Quien dice tragar dice no hacerlo.
Espero que tú, porque imagino que no, no leas esta entrada.
Pero sí, hoy no cenaré, he comido a medias... por lo menos he desayunado en casa.

Sólo quiero mimos. Te lo he dicho.
Mañana necesito una ración como las primera, aptas para menores, como de peluche.

Hoy es un día que ya pasó.

Algún dia ya fue

Algún día llegaría alguien que ordenará mi desorden, que encontrase el interruptor de mi realidad.
Algún día me ayudaría a desinfectar las heridas que me hice caminando a oscuras.
Algún día el pasado se dividiría en dos, dejando sólo recuerdos de luz, nunca de bombillas rotas.

Sigo cayendo, sigo mareándome y echando de menos trocitos de color.
Pero aprendí a echar de menos, simplemente, sin buscar la manera de regresar.

26 ago. 2016

Absolutamente nada

Todas esas críticas sobre tú y yo.

Qué sabrán, si no han estado en los momentos clave, principalmente en los duros pero también en muchos llenos de toda esa vida que tanto creen que nos falta.

Qué sabrán, si no han sostenido lágrimas a pulso en mitad de un beso, si no respetan que un cuerpo desnudo no quiera ser excitado.

Qué sabrán de madurez si huyen a la primera de cambio, si abandonan a quien el segundo anterior les comía la boca.

Qué sabrán de objetivos, si su mayor aspiración es evadirse del presente.

Qué sabrán lo que sueño cada noche, lo que pienso cada vez que miro tus ojos, lo que vivo cada vez que me acaricias el cuello.

25 ago. 2016

En tal dia como hoy

Miré a la cara al mayor miedo que conocí.

Vivir con esa inseguridad concreta, tan profunda, fue la frontera que otros traumas necesitaron para paralizarme, en su día.
Pero hace dos años, creo recordar hasta la hora que era, se esfumó.
Y me reí.

Puede que hoy sí me brillen los ojos, pero es por algo presente, muy presente. Necesario, complementario... llámalo como quieras.

Siento pequeñas molestias en las articulaciones, pero es porque mi cuerpo aún cree que hay mar cerca.
Y es que hay algo mucho mejor.

Algo que siempre va a estar conmigo, que siempre estuvo, que es un regalo sin precio.

24 ago. 2016

Las nubes son un cuento

Esto de no pagar en la la imperfecta felicidad no es tan confuso como pensaba.

Me acuerdo, otra vez, de cada uno de los que habéis tenido paciencia, en un momento u otro.
De ti, veces incontables. Y más sujetos que lo saben sin ser mencionados.
Pero también una persona del pasado. J.

Me acuerdo de cómo se adaptó a mis rarezas hasta no poder más, de cómo buscó l manera para hacerme el mínimo daño posible.
Pero J. ya no es más que un amigo, vecino de barrio.

Ahora que he dejado de mirar hacia atrás con todas las letras, es cuando más me siento flotar, cuando menos motivos tengo para esa irrealidad.

Felicidad de mentira, felicidad sin trampa; qué diferentes son.

23 ago. 2016

Simplemente

Me llamarás loca por haber tardado tanto. Puede que hasta te sientas culpable.

Pero me conoces, sabes que soy muy retorcida y mi felicidad depende de muchas pequeñas cosas.

Aprendí a sustituir un orden emocional, a decir adiós etapas, a no emparanoiarme con años, edades y modelos de coche.

Pero era imperfectamente feliz.

Ya no sentía vergüenza ante mi reflejo en el espejo ni fundiendo mi cuerpo con el tuyo de las maneras posibles, pero, te vas a reír.

No creo que sea ese grupo de personas, porque carece de lógica.
Imagino que será el hecho de compartir días de verano, con playa, con toallas, con arena.
Todas mis pérdidas emocionales fuertes han estado ligadas al mar.
Uno no pisado; ótro el último por pisar.

Creo que por eso soy 100% feliz.
Tengo todo lo que necesito para no ahogarme en vasos sin agua, y, si pasara,  habría personas que le dieran la vuelta.
Miradas que me hacen sentir una más.
Ya no es carpe diem o sueño fotos.

Soy "bailarina retirada", soy parte de sur nacida en el norte y soy consciente de que TODO pasó, pasa y pasará por algo.

Preguntas

Esta mañana no sabía si seguía allí hasta que he abierto los ojos.

He calzado las mismas sandalias que el día de el oriental y el helado, pero he ido a mi paso.
Estoy esperando a poder llenar la nevera, que vendrá en un rato.

He comprado y encargado material para retomar ese idioma tan bonito, con aroma a candados.

Todo ello con la misma temperatura o unos grados más que la semana pasada.
Y lo siento, pero dadme humedad.

Me estoy planteando muy en serio si la adaptación a un clima puede ser genético.

22 ago. 2016

Boli y papel

A veces ellos me dan más libertad que teclear.

Llamalo diferente

Los que me conocéis sabéis como que no tengo capacidad para orientarme.

Esta semana me costó unos días aprenderme los pasos entre escalones y habitaciones, por no hablar del regreso a la casa ésa noche.

Pero hoy he dado una vuelta en mi barrio tras deshacer la maleta, y he sentido un lujazo esa memoria que me capacita a ir con los ojos cerrados, casi.

No lo había valorado nunca de esa manera.

Aun sin aliento

Me van a preguntar ochenta veces, yo resumo aquí.

He comido las mejores pizzas de mis 24 años.
No me ha hecho falta estrenar el spray de agua termal (deshidratación).
Por primera vez he comido una paella en condiciones, como diría Faro.
Ahora sé que el rissoto no tiene lactosa obligatoriamente.
He dormido siestas hasta de 3horas.

Mezclas alcohólicas nuevas, playa canina, dos botellines de arenas diferentes, comidas orientales nuevas, juegos curiosos, ayudar con tareas de primaria.

Y así podría estar hasta mañana.
Para terminar, esta semana ha sido tremenda, uno de cada punta pero unidos como de toda la vida.

21 ago. 2016

Ganas

Pelo lavado en tiempo récord, siestas larguísimas para tratarse de mi, dibujos animados a todas horas.

Y lo más importante, 0 complejos.
El gimnasio ya ha hecho algo parecidas mis piernas y brazos, pero no es eso.

En el colegio aprovechaban la mínima para insultar mis diferencias.
Faro dice que son particularidades, no rarezas.
Por eso puedo decir con la boca grande que el colegio sabe de exámenes, pero de educación, un suspenso rotundo; que no lo salva ni septiembre.

Puede que mi cuerpo no flote sin un tubito de espuma o flotador, que mi espalda no aguante barrer más de media hora.
Pero, a parte de toda la realidad de la que no son conscientes el 80% de mis antiguos compañeros, soy más apta.

No soy de esos que por cocinar una barbacoa al año se creen unos expertos, ni gente con carné de conducir que son los amos de la carretera.

Puede que no tenga ni idea de coches ni videojuegos, pero sé que se merecen un guantazo ésos que pasan de sus madres, los que no mueven un dedo en casa, los "joder, mi tabaco", "hostias, que no entres en mi cuarto".

Puede que tocarse a dos manos, hablando mal,sea la contradicción de "yo me apaño con mi vida".

Bebe menos, fuma menos, vete de vacaciones con lo que te ahorres, pide que te enseñen a cocinar.
Porque el día que pierdas a quienes te hacían todo, se te come la mierda.

Me desvío.
A quien aún no lo sepa, hago lo que puedo por vivir, que también es sonreír y sentirme bien conmigo misma.
Tú me ayudas mucho, no porque me hagas las cosas sino porque me dices "tú puedes".

20 ago. 2016

Tumbaría el reloj

Esto de pasar noches contigo, verte cocinar, besarte metidos en el mar... me da la vida.
Ya no son los botellines de arena ni estar tanta gente en casa; oír bonanit también de otras personas.

Daría todo lo que tengo, el piso, la mitad de mis libros y la mayoría de mis sueños por quedarme aquí a vivir.
Contigo, con jardín, con mar.

No quiero pensar lo poco que nos queda aquí.

Habrán reencuentros con este grupo de personas, que respetan rarezas y ayudan a caminar a oscuras o echar protección solar.
Habrán desayunos en otra parte, habrán risas de niño y tareas de matemáticas.

La mejor pizza ya no será nunca de donde todo empezó, las mejores paellas no llevarán arroz.

Cada minuto cuenta, como contigo.
Y pienso sumergirme en cada uno de ellos.

16 ago. 2016

Responsabilidad ingrávida

Soy la pequeña de varios grupo de personas, otras la mayor y otras en medio.

Donde mejor me siento es en medio.
Contrarresto experiencias maduras a la vez que puedo contagiarme de la inocencia de los pequeños, cuidar de ellos a veces.
Preparar un desayuno, vigilarle en la piscina y hablar como un lorillo.

Es jugar a ser mayores, empezar a practicar una vida que llegará.

Preparar listas de planificaciones y compras, acercar alguna toalla, compartir hamacas.

Y gracias a esos planes, sé que veré, pisaré y sentiré playa, con su sal, su fuerza desde el centro del mundo, su naturaleza, sus valores superiores al materialismo.

Las cosas fáciles y gratis.
Mar y sentimientos; yo no quiero ropa carísima, joyas ni hoteles de lujo.

Ni siquiera me beses mañana en la playa; con que sujetes mi mano un rato me vale.

Primer dia, expectativas

No consigo entender esto.

Durante años, por no decir toda mi vida, las cosas cojeaban irremediablemente.

Ya podía ser exceso de mentiras y autoridad o carencia de ilusiones, pero siempre faltaba el lacito del regalo.
Una persona, varias; frases que no se dijeron, playas que no se compartieron.

Pasillos de hospitales, niños que nunca actuaron desde la inocencia.
Falta de cobertura, de camas, de mar, de X comida.

Hasta que un día, todo está bien.
El césped no hay que cortarlo, la comida se encuentra sin problema, conexión WiFi, sin calor asfixiante y toda la ilusión de un niño, que mil veces es lo que nos salva.

Y, con "de qué te ríes", con animales, con hamacas, con páginas para leer recién levantada.
Se prevé una semana inolvidable.

11 ago. 2016

Aceptas mis rarezas

Puedo parecer una loca, a mi edad y con placeres tan maduros.

Puedo parecer la más cruel de tu entorno, pero el 80% de mis silencios son lágrimas de satisfacción a gritos.

Sabes perfectamente que en muchos momentos, lo reconozco, echo de menos a ciertas personas.
Pero sabes? Me alegra, sé que no me crees ahora, pero esos vacíos son prueba de realidad, de que tú eres real.

Puede que me queje más de lo normal, pero porque no soportaría guardarte rencor, que te lo guardaría, si te pasas un milímetro de mis zonas de seguridad.
Porque, siendo tú, me dolería exactamente igual si fuera un golpe o una palabra de esas que son puñales.

Asumo responsabilidades de mis rarezas que en realidad nunca fueron mías, pero las asumo, como tú.
Puede que no leas la mitad de cosas que pienso cuando estoy pensativa, pero siempre me recuerdas que cene, porque conoces mi cabeza más de lo que crees.

10 ago. 2016

Denia

Ayer me dijiste que el viaje tendrá una pausa y reencuentro múltiple.

Tengo q mirar las horas de efecto de la pastilla, pero ya sé que será más que un viaje.
Me he acordado de ellos y de los detalles pequeños.

Botellín preparado para traer arena, bolsas, cables, la goma para estiramientos..  y la compra más tonta de "la tienda de la vaca".

Ya queda menos.

8 ago. 2016

Recuerdos en forma de pesadillas, algún dia desaparecerán

Siempre hay noches que dejan un sabor amargo al día siguiente.
"Parches" superados que el subconsciente insiste en recordar.

Mi niño, hoy no va contigo la cosa. De hecho gracias a ti conseguí no tener miedo mezclado con asco a un género entero.

Queridos otros:
Aún recuerdo cada mirada de posesión, cada vez que no me creísteis cuando dije que tenía miedo; cada orden, cada mentira creída.
Recuerdo cuando revivía el desgarro muscular en clase, sólo que en el sueño había manos que insistían en que volviese a pliés imposibles.
Recuerdo la oscuridad, la falta de aire.

Lo peor son los olores.
No sé si será cierto o sólo excusa para rellenar un libro de Marc Levy, pero, si la memoria olfativa es ilimitada, puedo asegurarlo y odiarlo.
Parece absurdo, pero preferiría recordar con nitidez 100% todo lo demás y poder desprenderme de los aromas.

Olor a sangre, a neumático quemado, a ciertas colonias masculinas, a trasteros, a hospital, a humo.

Porque olvidar la presión de manos que retienen, las cosas que no llegaron a suceder... es más sencillo.

7 ago. 2016

Fórmula de personas amarillas

Hace mucho que creí cerrada la Fórmula secreta de los abrazos, principalmente gracias a ti.

Hubo un tiempo en el que dependía totalmente de esos brazos que envuelven cuerpos, que tumban los relojes de arena.
Es un gesto gratuito, pero Risto Mejide en su segundo libro ya criticaba eso de regalarlos, vacíos de todo.

Bien. Me acostumbré a valorar otras cosas, como quien sacrifica siestas para llevarte al médico, quien soporta puñetazos en depresiones, quien vela los ataques de ansiedad.
Como colchones hinchables que se desinflan, toallitas en cortes de digestión, entender que prefiero esperar a la salida de un garaje, los "llámame como tú quieras", salir de la cama y venir a casa porque esté mareada...

En mi lista seguirán unos básicos.
Océano, J. pese a dejarse abrazar y no hacerlo, pero ahora hay otros.
Y veo que no es cuestión de abrazos, sino de momentos amarillos.

Pueden ser cafés, confesiones en una cocina. No puedo ordenar en tiempo ni valor.

Está Microbio, Nieve, Infancia, Hec, Faro, Bici(pseudo nuevo), Avispa, quien me llama garrapata(que siempre es más de lo que cree) y, por supuesto, estás tú.

Son personas que se adaptan a mis particularidades, porque "todos somos raros", como dice Faro.
Ya sea eligiendo bombillas (perdón, lámparas), yendo en bici hasta un bar y traerme a casa, tomando un café extraño o consintiéndome caprichos en una casa que no es mía.

Mil cosas que no puedo poner aquí porque dejaría de ser anónimo.
Esta dichosa fórmula tiene que cambiar de nombre.

5 ago. 2016

Cada vez más cerca

No sé bien por dónde empezar.

Hace ya varios años, alguien que conocemos tú y yo aunque de distinta forma, me vaciló con el instinto maternal recién conocido.

Desde hace meses, tal vez antes, di medio giro más a ese extraño deseo propio y/o ajeno.
Pero esta semana he sentido otra cosa.

En esa primera vez, incluso siendo de mi sangre, no confiaron mucho en mis brazos; esta vez, desde que la vi en la cuna, con miedo a tocarle más que las manitas sin consentimiento materno, ya me urgía un babero, incluso dos.

Cuando me dijo que podía cogerla y hacerla mimos, fue increíble.

Resumen. El tiempo cambia algo más que las situaciones, los temores, las hormonas, las prioridades.

Un regalo absurdo, que le está siendo muy útil, y que como dijo la mamá: "Esto ya te lo pasaré a ti", son cosas que me hacen sentir capacitada a todo.

Manejar la cabeza de una personita de 3 días, vestirla, conseguir que no llore con sólo estar de pie y susurrarla.

Y lo admito. Tengo una parte de bebé.
Tú también consigues, a veces, que me duerma con algún susurro o un muy leve movimiento.

Y mañana ver una tripita, dentro de nada un pequeño que me enamoró, el sol, el mar...
Volviendo a los orígenes.

3 ago. 2016

Libertad, un sueño

El mundo entero, la sociedad, los poderes... me parece un conjunto de intentos por catalogar.

Cuando estudié biblioteconomía recuerdo que era muy importante no prohibirle a un niño de 10 años una novela de adultos; si el título y el argumento le gusta, hay que olvidarse de la bandita de color.

Y creo que pasa igual con la tele.
Sólo que quien decide lo que ve es el que tiene el mando, habitualmente, un adulto.

No pretendo hacer publicidad, pero para dejar las cosas claras; tener un niño en el sofá mientras el adulto ve Salvame, entre otros, es como regalarle Cincuenta sombras de Grey.
No, perdón. Es peor.
Porque el niño ya conoce cuentos que sabe que no son verdad, sólo conjunto de palabras. Pero lo que ve no tiene vuelta de hoja, lo toma como real, incluso bueno porque lo hacen personas mayores, que saben "todo".

Que las noticias tienen que estar en un horario accesible para enterarnos, vale; qué tal si coméis un ratito antes con los mismos y luego veis el mundo arder mientras ellos juegan?
Y si os parece exagerado, lo siento, pero cada vez más cerca.

Sigue habiendo sexismo; "tú a fútbol, tú a ballet", " tú cochecitos, tú Barbie".

Nota personal. Esta mañana he comprado un producto de bebé, para la hija de una amiga. Había rosa, azul y mezclados.
Creo que quien me lee sabe cuál he comprado.

A mí aún me queda, pero a mis hijos les voy a dar libertad, no quiero limitarles, que para es ya está la vida.
Que la niña quiere entrenar? Que lo haga, es salud.
Que el niño quiere peinar muñecas? Que lo haga, busca crear cosas bonitas.

Quiero que la parte de mundo que sea directamente mi responsabilidad tenga toda la libertad que tuve yo, y más.

1 ago. 2016

Deja que me quede un rato más

He vuelto a sentarme en el mismo sitio, de la misma forma. Sólo que la última vez era martes.

Soy muy consciente de que este bache está durando demasiado, que urge terminarlo.
Mientras mi cuerpo no rechace alimentos y haya ratos en los que sonría, me vale.

Pero me matan algunas frases. Preguntas como "seguro que estás bien?" me desmontan la armadura.