31 ago. 2016

Días

Hay personas a las que deberían prohibir ciertas formas de contacto.

Si se es terrorista emocional por combatir depresiones, tomarse una pastillita, como yo misma hice en su día, es la manera rápida de no salpicar a la gente.
Quien mutila una emoción no puede esperar que 3 horas después le vayan a perdonar.
Una vez? Vale.
Más no.

Hec lo dijo una vez. "Qué radical eres"
O soy radical o me convierto en marioneta, y trago y trago hasta acabar como antes.

Quien dice tragar dice no hacerlo.
Espero que tú, porque imagino que no, no leas esta entrada.
Pero sí, hoy no cenaré, he comido a medias... por lo menos he desayunado en casa.

Sólo quiero mimos. Te lo he dicho.
Mañana necesito una ración como las primera, aptas para menores, como de peluche.

Hoy es un día que ya pasó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario