31 may. 2017

Estrellas encontradas

Ya no recuerdo dónde leí que la percepción de una misma película cambia hasta la tercera vez que la ves.

Ayer, viendo ésa que junta la pasión del cine y la vieja música con estrellas y pianos no percibí ningún cambio a la primera vez.
Cambiando butaca de cine y palomitas por tu mano cerca de mí y gominolas de niña.
Cómo sería si nos conociéramos a través de un piano?
Cómo sería vivir historias de teatro, cada tarde?
Y si nos mandaran callar porque ruedan otra vida?

Y porqué rodarla?
Qué pasa con vivir?
Y si el sexo fuera superado por dormir, por fin, sin ataques de ansiedad en plena madrugada?
Qué más dará qué cenar, dónde?

Hace media vida que sueño con mis estrellas, cada una en un sitio, cada una en un tiempo.
Y no.

Porque las estrellas no son personas.
Son momentos de magia, como lugares, voces...

25 may. 2017

Tiempo

Sólo reaccionamos a un sentimiento cuando ya es tarde.
Sentir pena o remordimientos cuando antes no nos importaba o no éramos honestos.

Qué pena, enfermedad pulmonar. Cuando ha fumado como unx carreterx.
Qué pena, la de fiestas que le quedaban por vivir. Muerte por sobredosis, habiendo sido criticadx siempre.
Qué pena, anorexia. Con las malas costumbres de esta sociedad.

No decir te quiero, despreciar, empujar a un abismo... Pero luego sentir lástima?
Ya veremos.
Mañana.
El finde que viene.
No llores. No rías. No agobies.

No no no.
Ahora no.

20 may. 2017

Sin sentimientos ya

He visto su silueta. Sentado, casi de perfil.
He oído su voz.

La diferencia es que él de mí no ha oído nada.
No sabe que ya no es nada de mí, ni siquiera un mal sentimiento.

Fue una de esas personas con un sentimiento constante, pero tarde ya.

No es algo que necesite contarte a ti, pero nunca está de más añadirlo a un inventario de vivencias sin clasificar.

Puede ser

Y si todo lo que quiero es escuchar tu respiración?
Y si la mejor cena es un bufet libre de bocas ansiosas y piel?
Y si una respiración entre bocas vale por dos?

14 may. 2017

Te tengo dentro,
Te tengo cerca.

En el dichoso inventario que tanto necesitaba rellenar.
En olores, sabores, prendas de ropa y más que Algúnlugar.

Por muchas horas que dedique a mis músculos y pensamientos, me sorprendes colocándote en mi cabeza.

13 may. 2017

Querer y no querer

No quiero Roma.
No quiero playa.
No quiero cenas.
No quiero escapadas.
No quiero otro tiempo.
No quiero cama.

Quiero reír y sonreír.
Quiero ser transparente.
Quiero guerras de cosquillas y bocas.
Quiero tú.

11 may. 2017

Raros

Pareceré romántica en exceso.
Incluso falsa.

Pero nunca creí que pudiese tenerlo todo, así.
Viéndote y no viéndote.
Con sexo y ojos clavados.
Bocas mordidas,
Manos apenas rozadas.

No implica nada tangible.
Nadie puede ver.

Cuánto llevais?
Y niños?
Y el dichoso papelito?
...
Puentes? Vacaciones?
No tenéis fotos juntos?
...

Llevamos más de lo que hubiéramos estado si prestásemos atención a la gente.
Llegarán siendo consecuentes. No serán carga.
Vivimos con un futuro de 48 horas.
Tenemos recuerdos juntos, que nadie puede ver.

9 may. 2017

Que sí

Que nos cierren el mundo si quieren,
Que las cenas seguirán siendo de 5 estrellas aun siendo en casa.

Que llueva, que truene, que el viento empuje,
Que tengo un peso extra y una mano sobre la mía lo arreglan todo.

Que sí,
Que no me importa la gente del autobús,
Si toca ver dibujos o series de mayores.
Se me olvida demasiadas veces al día en qué fecha estamos.

Pero me importa lo de siempre, y me acuerdo de lo que importa de verdad.

6 may. 2017

Algún día

Me dan risa, o pena, todos los que me tachan de loca por lo que digo, cuando no es ni la mitad de lo que pienso.

Puede que algún día diga lo que realmente quiero, lo que extraño, lo que necesito, que abrace a quien las palabras no me sirven, y entonces haga oidos sordos a tantas malas lenguas.

5 may. 2017

Que llueva

Me come un silencio brutal, como si tuviera miedo a decir de más, y te preocupas.

Y, mientras mis ojos buscan muchos metros allá de la ventanilla del bus, pienso tantas cosas a la vez que, cuando me preguntas preocupado, es más fácil decir que estoy bien, que no pasa nada.

Esta rabia de no saber resumir lo que pienso es como budú cerebral.
Casi agradezco la mini resaca de esta mañana, todo sea con tal de una pausa.

Y si todo lo arreglara un sobre de ibuprofeno en un litro de agua?
Y si quiero beber otras cosas?
Y si me sumerjo en tus sábanas y me anclo a tus costillas?

Qué pasaría si dejase de ser paciente, volverme egoísta? Qué pasaría, a parte de no compensar por faltarte y faltarme el respeto?

Creo que hace tiempo ya en que tus límites se han ido acercando a los míos.
Como las cosquillas prohibidas, cada uno con un mapa y fronteras diferentes.

También sé que ya.no «rezas por que deje de llover».
No sabes si hablarme ni tocarme, pero me dejas echar lo que sea, modo terapia detox.

Hasta que pase la tormenta

Me acurruco en tu pecho y entre tus brazos, temblorosa, buscando hueco bajo tu cuello.
Llevaremos los años de un mundo, pero las tormentas serán como la primera.