23 ago. 2016

Preguntas

Esta mañana no sabía si seguía allí hasta que he abierto los ojos.

He calzado las mismas sandalias que el día de el oriental y el helado, pero he ido a mi paso.
Estoy esperando a poder llenar la nevera, que vendrá en un rato.

He comprado y encargado material para retomar ese idioma tan bonito, con aroma a candados.

Todo ello con la misma temperatura o unos grados más que la semana pasada.
Y lo siento, pero dadme humedad.

Me estoy planteando muy en serio si la adaptación a un clima puede ser genético.

No hay comentarios:

Publicar un comentario