18 mar. 2016

Barreras rotas

Futuros improbables, barras frente a espejos ya lejanos, playas que nunca lo fueron... O cosas tan simples como cenar un huevo frito.

Es una de tantas cosas que creí hechas para otros.
Pero ya se sabe, "Nunca digas nunca...", porque un día llega alguien y te pone todo del revés.

La añoranza se convierte en ilusión.
El miedo son ganas.
Roma  es parte de cada rincón.
Y empiezas a pintar.

El gris pega con todo, vale. Pero una sonrisa, aún sin maquillaje en los labios, tiene colores que el arco iris desconoce.
Verde esperanza.
Mundo amarillo.
Calor anaranjado.
Rojo pasión.
Algodón rosado.
Azul de mar, de agua, de oxígeno.
De vida.

Todas las vidas están llenas de barreras, pero la gracia es encontrar la llave y saber girarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario