17 mar. 2016

Ya sin tiritas

Aprendí a desconfiar de los calcetines antideslizantes, tras estar semanas con molestias.

Pero hoy Sus manos me ha felicitado por no desanimarme y mantener mis piernas de eterna bailarina.
Hoy he superado el 100% de mi objetivo diario.

Hoy he estado con personas de mi nuevo círculo.

Pero lo mejor ha sido lo referente a ti.
He rehecho el camino de los domingos de mi infancia, he pisado la arena, y me he perdido en el eco del río dentro del puente.
He cenado como una niña.
He escuchado de tu boca las frases más llenas de todo que me esperaba para hoy.

Lo más bonito de hoy es que me he dado cuenta, una vez más, de que me estoy superando.
Cualquiera sabe que durante años esquivé el parque de mi infancia; pero este camino cercano al río era tan duro que puedo contar con una mano las personas que saben la historia.
Puedo jurar que esta mañana pensé que me derrumbaría en cualquier momento, pero no.
Tú haces que todo sea más llevadero, y lo he conseguido.
He poblado este recuerdo de un nuevo recuerdo.
Como el parque del Telepizza, como las fechas duras, como mis miedos, como mis instintos.

Hay miles de cosas que aún quiero, pero que ya llegarán.
Lo importante es que ya no hay heridas que curar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario