19 mar. 2016

Cortina de lluvia

Tras haber pisado arena contigo, una fina pero molesta lluvia reina los días y, con ellos, mis pasos.

Ayer, cansada, comencé, de nuevo,a cuidar mis fuerzas.
Y, dada la humedad del aire, no me queda otra que sumergirme en páginas de otro tiempo, de otro lugar.

Una canción, "Las aceras están mojadas". Y la tierra se convierte en barro; como la entrada de Clarence en Sampaka.

Estoy sumergida en esa historia, posiblemente real, y la arena sucia de cerca de mi casa me lleva a ese marco de palmeras con amuletos bubis y respuestas buscadas.

Mis preguntas se resumen a cuándo.
Como esa tribu, confío en nuestro destino escrito.
Dónde, no lo sé.

Pero qué más da si en tu casa, en mi cama, en una playa artificial o en el fin del mundo.

No hay prisa, no hay miedo, no hay desesperación.
Hay pasión, vida, ganas, ilusión.

Sé que siempre, incluso con este frío, seré tu pequeña bailarina sobre el mar.
Y tú serás mi osito de peluche, siempre dispuesto a ahogar lágrimas, a dar calor y calmar mi temblor ante tormentas eléctricas.

Parece que... Este amor...
Va a arrasar con todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario