30 mar. 2016

Cuestión de tiempo

Creo que mi nuevo propósito es perder la sensación de nerviosismo.

Sucesión de días, de horas, o rutinas alimenticias ya no se adelantan.
Me siento bien con los previos de lo que sea, porque no son previos sino momentos.

Para qué contar los sueños, los días entre sexo.
Pese al tiempo que ha pasado de la primera vez, cuando me besas siento el universo entero; veo tantas cosas...

Inevitablemente hoy he recordado situaciones de otros años, bolas de plástico, conos de dulces.

Ya no lo echo de menos.

Echar de menos se resume en no vivir, en un círculo vicioso sin meta.

No echo de menos porque  el presente supera mis expectativas.
Algún día no me agobiaré en una habitación sin ventana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario