23 mar. 2016

Billete de ida

Cada día puedo tener en la cabeza más canciones de las que me gustan.
Y esta mañana he salido a la calle con una que no me gusta, de un cantante que no me gusta, con un mensaje que no me gusta.

Parte positiva.
Aún no me ha dado tiempo de hundirme.

Siempre habrán personas que se creen agradables cuando no se quiere saber nada de ellas.

Ayer me llené de mariposas ansiosas por salir, corrijo, me produjeron tal cosquilleo que fue imposible ignorarlas.

Me perdería en tu boca, en tu piel y en tus manos, que son billete de ida a cualquier punto del universo.
Anoche me llevaron a un presente de subjuntivo.

Tantas cosas que contar, tantas que quisieron ser pero no fueron.

Cada vez que me preguntas "estás bien?", aunque quiera fingir, hay algo que no me deja, y  termino desbordándome.

Puede que vuelva a mis deseos de niña, y necesite recordar afectos que se fueron.

Puede que ya no tenga paciencia para oír mentiras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario