24 mar. 2016

Brisa

Esto de llegar a casa y que duela respirar, como si tuviese heridas en la garganta, es nuevo.

Tal vez el ritmo.
Ése siempre tiene la culpa.

El ritmo que damos a nuestras vidas, los tiempos en los que se supone que tenemos que cambiar.
Nosotros no decidimos nada de eso.

Ni la infancia acaba cuando llegamos a X edad.
Ni la virginidad se va con años concretos.
Ni nos enamoramos .
Ni morimos.

Unos se "enamoran" con un ritmo suave de bachata.
Otros con reggae.
Yo me enamoré de la ausencia de todo ritmo. Miento, tus latidos.

Eras aire para reubicar el desván de recuerdos que coleccionaba.
Aire que calmaba mi ansiedad, aire que soplaba contra mis miedos.

Eres aire que depura tanto odio y me deja el papel en blanco para que pueda escribir mis planes.

El mínimo ritmo del aire se llama brisa.
Qué parecido a la palabra risa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario