31 ene. 2016

Cuentas pendientes?

Un libro pendiente de ser leído.
Roma esperándonos.
Ropa de ballet presa en un armario blanco.

Tantas ganas de vivir que esperan oportunidades.
Pues que esperen.

A nosotros también nos tocó esperar.

Las ganas se acumulan, es lo bueno.
Y, como diría cualquier traumatólogo, un hueso roto, y ya colocado, no volverá a quebrar.

Lo bueno que es echarse de menos.

Ahora mismo, pensando más de lo que escribo, sólo cuento las horas que me separan de ti.

Y no quiero más que sentirte respirar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario