31 ene. 2016

San Va-lentín

No quiero chocolate.
Ni sexo.
Ni velas.
Ni flores asesinadas.
Ni cenar fuera.

No quiero reducir casi dos años en una cifra de euros.
Ni quiero promesas, ni algo material.

No quiero hacer honor a uno que creyó en el amor hasta morir.
Deberíamos ser todos.

Lo pensé ayer. Crepusculin@s, no os asustéis.
Cómo me gustaría morir?

Sabiendo que sabes que has sido importante para mí, que me has hecho feliz.
Que los dos nos hemos esperado siempre, por eso íbamos lentos.
Y que incluso en ese momento, tocará esperarnos.

Pero no un día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario