13 ene. 2016

Poder tan absoluto

Dinero.

Poder, justicia, sexo, silencio... Futuro?

Ni democracia, ni publicidad ni hostias.
No hay oportunidades para ser libres.

Elige religión. O no.
Elige tu vida. Claro que sí.

Que ya se encargan otros de manipularte.

Ponte a dieta.
A nadie le importa si sufres.
Métete silicona.
A día de hoy, se lleva marcar hueso sin olvidar lo voluptuosidad.

Yo decidí ponerme a dieta, y me apoyaste.
Yo decidí grabar en mi piel.
Y yo decidí decidir.

No hay dinero en el mundo que compre los deseos.
Una pena que suene a locura

1 comentario:

  1. Muy importante... yo decidí decidir... y con ello aprendo a vivir con mis decisiones y ser consecuente con mis voluntades.

    Un beso

    ResponderEliminar