2 ene. 2016

Brave

Sábanas robadas, compras del súper, ropa, risas, 0 lágrimas, mirar juguetes y, porqué no, ropa de bebés.

Luego soy yo la del instinto maternal, pero lo mejor es el poder que tienen las compañías.
Claro que te encuentras a personas que no quieres ver, que hay olores que te recuerdan lo que quieres olvidar y prendas de ropa o frases.

Pero, aunque no siempre funcione, el tiempo ayuda a cicatrizar.
Oír tequieros de otras bocas, de otro tipo de personas.

Entender lo importante que fueron los cabreos,las pausas.

Me encanta decir las frases que te prohibí a ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario