21 abr. 2016

Reloj arena mas grande que calendarios

Cuánto cambian las cosas, y qué rápido!

Hace dos años estaba en mi librería habitual buscando El mejor lugar del mundo es aquí mismo.
Y hoy sé que es aquí mismo.

Ayer, por motivos que no son reprochables a nadie, te hablé mal y dije cosas que no van contigo.
Lloré y tú me calmaste.
Me mareé un poquito y me sujetaste.

El dolor de cabeza no fue por horquillas, ni la falta de sueño.

Ya no son los libros por Sant Jordi, ni tus brazos arropándome de un llanto incontrolable.
Simplemente me dices, "para eso estamos".

Para qué?
Para oírme echar de menos un pasado muy antes de ti?
Para oírme palabras entre sueños?
Para aguantar mis días mimosos?

No necesito que compartamos todo, aficiones, gustos musicales, filosofías de vida... Sólo compartir lugares.

Una canción de Amaia Montero se llamaba Geografía.
Me gustaría tener un mundo sólo nuestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario