11 sept. 2016

Psicología, esa leyenda que "todo lo sabe"

Cada amor, cada persona, cada situación, cada trauma, cada manera de llevar una depresión, es un mundo.

Diría que es curiosa la relación entre un estado depresivo y otro, de la misma persona, aún metiendo casi una década de por medio.

Un caso que conozco.
Leía sin leer nada, ese boom de los vampiros adolescentes y algún licántropo; pero no se enteraba. Simplemente era la forma fácil de no pensar en grandes fallos de verano.
Nueve años más tarde, la misma persona, con una situación muy diferente, pero aún batallando en su recuerdo con las mismas situaciones, piensa "habrá que leer".

Por qué no consumir ese malestar, llorarlo y quitarlo de en medio?
Puede que buscar entre páginas sea la única forma de ignorar, por diez minutos, la realidad?
No se suponía que la vida cambia la forma de pensar y reaccionar?

No hay comentarios:

Publicar un comentario