8 sept. 2016

Rompiendo reglas

El dolor es bueno porque significa que estás vivo.
De John Green, Bajo la misma estrella.

Ese libro me enseñó otra cosa muy importante; que el mejor regalo depende mucho de los momentos, las circunstancias y la persona.
La fuerza se saca de donde no se tiene y las normas, muchas veces, están para ser saltadas.

Igual por eso soy tan feliz con eso tan simple de estar tumbados, a lo Epi y Blas como diría alguien que yo sé, y respirar nos, con esa mano izquierda que siempre sobra.

A veces quedarme dormida en esos momentos de paz, móvil silenciado, sin reloj, son otros mejores regalos, en esos días que se me nota hasta en la voz que me faltan horas de sueño.

Y cómo no voy a soñar contigo luego?
Cómo voy a tener paciencia y quemar mis sueños escritos en una noche para la que queda más de lo que ha pasado?
Cómo me voy a callar que cada te quiero encierra mil palabras más?

No hay comentarios:

Publicar un comentario