29 nov. 2016

Flexibilidad limitada

Cada vez que me tachan de conformista me entra la risa.
Soy flexible, no lo niego, pero siempre quiero más.
SIEMPRE SIEMPRE.

Puede que sea lo normal en alguien romántico.
Primero conocer oscuridad, después valorar pequeñas cosas y siempre querer más pequeñas cosas.

Es como hacer colección de granitos de arena, que nunca tienes suficiente; te apañas porque cada granito es un tesoro, pero sueñas con un desierto privado para poder deambular en los días grises y recorrerlo con la persona que te da luz.

Lo he dicho tantas veces... tolero casi todo.
Vota a quien quieras, recicla o no, sé consumista si quieres, cree en lo que veas y enamórate del género que sientas, sólo, si eres machista, sal de mi blog.

Muchos chicos se quejarán con que vayas también hay maltrato hacia ellos; y también me parece fatal.
Pero el machismo ya no es una ideología de él puede más que ella.

He conocido una mujer machista y me cayó bien hasta que me lo dijo tal cual.
"He sido educada así"

Perdón?
Educada a sentirte inferior?

Me cabrean estas cosas.
Que en un mundo tan loco, con tanta prisa y tan poca vida, haya esta "educación".
Ni hace 30 años ni hace 50, porque creo que tenemos dedos de frente para tener ideas propias, actuales.

Es como apuntarse a un partido político de por vida, que no se hace ni con los bancos.

No sé, llámame loca.
Yo sé, porque lo creo así, que mis diferencias contigo son las mismas que con otra persona.
ADN, estatura, fecha de nacimiento, DNI y un historial vital.

En lo demás, qué más dará si yo leo y tú juegas?
Si tú te dejas barba y yo me cuido las uñas?

Creo que el mundo se arreglaría si respetáramos nuestros espacios?
Me suena del colegio... tu libertad acaba donde empieza la mía.

Fuiste el primero en demasiadas cosas, pero, sobre todo, me devolviste la ilusión de latir en 8 tiempos, de que el pasado es pasado, pero siempre podemos rescatar retazos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario