16 nov. 2016

Limón, limón

No entiendo eso de enamorarse a primera vista... desde cuándo la vista influye en algo tan de dentro?
Igual que no entiendo "querer con reservas".

Los silencios siempre me parecieron molestos, pero contigo , casi siempre, son vitales; ayudan a reflexionar y abren los ojos hacia dentro.

Antes de ti, apenas me conocía.
No tenía un estilo a la hora de vestir, ni una filosofía de vía personal.
Intentaba encajar, pero no era yo.
Pienso que nadie fiel a sí mismo encaja con más de una persona.

Naranjas, naranjas.
Mandarinas, mandarinas.
Limones, limones.

Siempre fui ácida, como tantas rodajas con sal de mis primeros años.
Lo sigo siendo.

Tú eres dulce, pese a olvidarte o querer olvidarlo.
Eres contraste con muchos chicos, contraste conmigo.
Encajamos, tú me das toda la calma que yo no encuentro y yo te doy chispitas de ilusión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario