18 dic. 2016

Magias

No hay trucos.

Las coreografías salen bien a base de ensayos, caídas y heridas.
Las historias salen bien tras haber caído, esperanzado y madurado.
Y la vida sigue ahí, con el límite irreversible del fin.

Como siempre, el marketing son ilusiones.
La medicina no es todopoderosa. Ni el amor, ni las personas, ni la ilusión.

"No bailo, no sé".
Espera, sabes latir? Sabes respirar? Sabes hablar?
Bien, lo tienes hecho.
"No valgo para nada"
Ah, espera. Enhorabuena, acabas de hablar. Ya vales para algo más nada.

El límite demasiadas veces es una fantasía, publicidad interior puede decirse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario