30 dic. 2016

Que le den a las copas

No necesito alcohol para celebrar mi vida y sus presencias.

Nogente siempre está ahí, pese a su vida; y no es la única.
De ti no voy a decir nada, que luego el mundo se siente menospreciado... Se olvida de que valoro ese "todo lo demás" gracias a un empujoncito, un puedes con todo que ha quedado grabado en mis costillas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario