17 abr. 2017

Adicción

Se resume en movimiento.
Músculos que se tensan.

Desde abdominales hasta sonrisas.
De piernas y paciencias estiradas al límite.
Una constante catalogación de experiencias y recuerdos en esa biblioteca llamada memoria.
Planes y miedos, a veces a partes iguales, de futuros.

Caídas, desgarros musculares y luxaciones limpias de consecuencias.
Te parto un sueño, pero invéntate otro.

No se considera deportes a la vibración de unas cuerdas vocales ni a la coreografía de un pincel sobre lienzo.
Pero son movimiento.

Si el corazón aumenta su ritmo, ya sea por una carrera, sexo o una emoción tóxica, la sangre fluye más rápido, estás vivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario