28 abr. 2017

No llores

Ojalá fuesen tan fácil de clasificar las lágrimas.
Buenas o malas.
Triste o ilusionada.
Nostálgica o presente.

Miedo y decisión a la vez.
Echar de menos es algo que nadie puede prohibir, como querer.
De hecho, yo diría que es una continuación.
No se puede dejar de querer de repente. Ni nunca.

Ni mucho ni poco, ni puedo explicar porqué, pero te quiero igual que siempre echaré de menos a otras personas.
Quererte no implica que esté buscando a esas otras personas, ni que ellas me llevasen a ti y no a otra persona.

Las patadas entre sueños puede que no sean por pesadillas.
Los silencios no tienen porqué ser dudas.

Me acuerdo de esos días con mi rubia favorita... es duro, pero bonito que la persona que más te quiere te haga llorar; para que explotes y no te desintoxiques de miedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario