18 dic. 2015

No es sexo

Enredar mis manos en tus espalda, mis piernas con tus caderas y mi lengua con tu piel.

La puta manía de mirar como enfermos mentales a quienes hablamos de sexo.
Pero es que no es cuestión de orgasmos; lo necesario, lo esencial, es estar juntos.

Contarnos miedos y sueños a través de poros dilatados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario