27 feb. 2016

Aire

El termostato había petado. Perfecto.
El libro pesa. Perfecto.
Y mis manos heladas.

Así quién pretende que escriba?
Cada vez tengo más ganas de viajar a África, como si no metemos en una bolsa de aire frío, pero quiero ir.

He dejado de perder peso, eso es bueno. Te pedí ayuda y lo estás haciendo.

Me da igual quedarme sin datos, son batería; lo bueno es que las lágrimas remitieron.
Ya no son de tanto caudal.
Me picarán los ojos durante varios días más, pero tú me darás paz cuando no la encuentre.

Una chica me dijo que una relación no consiste en estar en los momentos límites, pero y si no estuvieras ahora?
Lo dejo ahí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario