13 feb. 2016

Amor

No se elige.
Claro que duele, claro que a veces te quita el sueño y el hambre.

Pero muchas veces es lo que te quita el dolor, lo que te da paz y lo que te abre el estómago.

Algunos lo pintan de tema imposible, fuera de lógica, pero otros hablan de él como algo sencillo.

O se siente o no se siente.
O es correspondido o no.

Lo único que es cierto es que te rellena un vacío que puede que ni se note antes.

Crees que tienes todo, que no está hecho para ti, pero, cuando lo tienes, te sientes completo de verdad.

Las alegrías anteriores te parecen lo más tonto.
Regalos de intentos de amor se convierten en chistes.

No imagino una vida sin sentir esto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario