4 feb. 2016

Cambio todo

Quiero que tus manos no tengan prisa, ni las mías.
Que no haya prisa porque tenemos el mundo entero.

Quiero despertar enredada en tus piernas a media noche.

Quiero que tu calor me baste, que no necesite una manta de sofá y la camiseta 3 tallas grande.

Odio soñar contigo porque, al despertar, no estás a mi lado; pero, toco la clave de sol o veo mi muñeca, y ya estás ahí.

Cambio todo por tu mano sobre mi ombligo cuando estoy tan callada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario