26 feb. 2016

Necesidades

Secas mis lágrimas, me envuelves en un abrazo cálido de tiempo infinito.

Fue ayer, y aún siento el frío de tu cazadora cerca de mi cara, o tus manos apretando las mantas para que no tirite.
Tus labios en cada milímetro de mi cara.

He soñado una cosa muy rara, respecto a mi cuerpo.
Hacía ya tiempo, era mi sensación diaria del colegio.

Recuerdas cuando no quería que me vieses ponerme el pijama?
Cuando me ponía short encima del bikini?
Cuando me di de baja de un curso por una amenaza de niña?

Autoestima.
La cumbre de la pirámide de Maslow.
Es la mayor lección que me han dado en un colegio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario