26 feb. 2016

Simplemente

Qué me diste?
Qué me das?

Vida.
Acompañaste mis viernes de soledad, tomaste cafés, reíste conmigo, me esperaste, me apoyaste, curabas mis heridas.
Y ahora, me cuidas, te sigues preocupando de mí alimentación, me recuerdas que no estoy sola, no me exiges nada, me das aire, me ayudas a superarme.
Me haces las cosas fáciles.

Nadie podría ser tu competencia.
Nadie podría hacerme dudar.
Nadie me hará descubrimientos como tú.

Ninguna historia sería tan real sin ti.

Y lo peor es que no es esto, son mil cosas más.
Descubrimientos siempre a mi ritmo, sentirme parte de algo.

Nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario