8 abr. 2016

Evoluciones

Mi melena ha encogido.
Mi cama ha engordado.
Mis miedos se fueron.
Mi agenda del móvil está más ligera.
Mis sueños cada vez más cerca.

Cómo un cambio de dirección, de look, de compañías, puede hacer tanto?

Antes ser romántica sólo implicaba sentimientos y algún beso.
Ya no solo eso.

Antes el límite para estaba en latir fuerte.
Ahora soy consecuente.

Antes leía, ahora también escribo.
Un capítulo tú y otro yo?
No. Escribimos juntos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario