16 abr. 2016

Historias

Mi primillo lo supo la primera noche que pasamos juntos, antes de ti; leer acompañada es un muy buen recuerdo que no va a volver.

O sí, puede que existan personitas a las que les guste viajar a otras realidades a la vez que compartan esa comodidad, ese calorcito, de un sofá.

Puede que por ese recuerdo que no va a volver sienta tanta ilusión ante la idea de celebrar Sant Jordi pese a no ser catalana.
Y ahí apareces tú.

Libros que no se terminaron o que se devoraron.

Estoy bien, tranquilo, amor.
El pasado trae buenos recuerdos, a veces.

Cada vez queda menos para regalarnos historias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario