24 abr. 2016

Remedios

Ya no es cuestión del mundo, de ombligos de pilares de vida.

Cuando tengo un día malo puedes tanto apaciguarlo como volvérmelo del revés.
Y luego te ríes con mis ojos y pómulos enredados en bucles de cabello, lleno de tus manos.

Te quedas tranquilo cuando ves media sonrisa salir entre las sábanas.

Y pensar que hay gente q cree que el amor se compra. No hay dinero en el mundo.

Las farmacias compiten por combatir enfermedades, pero a cambio de dinero.
Tú ya sobrepasaste demasiados fármacos.

Empezaste siendo té de roibos bajo un árbol, pero has sido betadine ante caídas, ansiolítico en desesperación, valerianas en momentos difíciles de llevar.
Eres una buena dosis de ganas, de luz, de ilusiones.

1 comentario:

  1. Me encanta tu entrada, escribes muy bien, yo tomo mucho té.
    Te nomino al premio the Versatile Blogger Award.
    un beso.
    http://thebestsweetdreams.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar