11 abr. 2016

Viaje a ninguna parte

No hay billetes que puedan llevar a donde he ido contigo.
Ni trenes ni autobuses; yo me quedo con los sentidos.

Olores que me han llevado a infancia, sabores que me han transportado a Marruecos, a mar, a Italia.

He sentido en lugares a los que nunca pensé ir.
Sensaciones tan prohibidas como un ardor que me come por dentro, tan llenas como esas risas que duelen.

Claro que una bailarina no encaja en mi cuerpo.
Claro que el mar no está cerca, ni muchas personas.

No me gusta lo cómodo, lo fácil, lo nunca negado, la sumisión.
La sumisión debería existir sólo en las camas de quienes disfruten con ella.

No quiero quedarme TODOS LOS DÍAS DE MI VIDA en el mismo lugar.
No quiero aceptar todo, quiero decidir.

Decido recorrer el mundo entero con sólo respirarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario