14 may. 2016

Jugando a los cuentos

Yendo hoy a por pinturas para decorar mis sueños he visto plastilinas, me he acordado inevitablemente de las mezclas que hacíamos Sergio y yo con colores diferentes.
Lo llamábamos colores raros.

Lo diferente era raro.
Un viernes  mío sin bailar; un recreo suyo sin dar patadas a un balón.

Ahora no juego a mezclar plastilinas, ni colocó galletas de chocolate en platos azules.
Ahora juego contigo, invento conversaciones de miradas y caricias.

Y que me perdone Disney, pero en mi País de Nunca jamás no hay piratas, sirenas, poblado indio...
En este hay pentagramas en blanco que serán completados con latidos, hay huelgas de palabras y manifestaciones de bocas ansiosas, hay gotitas de mar que mojan la almohada de sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario