26 sept. 2016

About time

Hay tantas maneras de querer que a veces también recuerdo las "prohibidas", las que no debería de recordar.

Qué bonito era querer en ese tiempo, sin nada que se le pudiera parecer; con enfados y rendimientos, pero también todas las meriendas y abrazos de muchos años.

A qué viene ese tiempo ahora?
Pues no sé qué decir.

Igual que hay y habrá fechas vacías, están las habitaciones, los sitios en una cocina.
Y hay vacíos imposibles de llenar.
No pasa como con los bares saturados de leyenda, no.
Los bares siempre quedan, como mucho con otro nombre u otro dueño.

Y pasa exactamente igual que con el sexo.
Cada uno necesitamos un tiempo concreto para adentrarnos.
Ahora la misión es recordar sin dolor.

No quiero que me brillen los ojos cuando Avispa duerme ni cuando tus padres me tratan como a una más en casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario