1 nov. 2016

Siempre ha estado ahí

No recuerdo ni la edad que tenía, pero recuerdo fundas de guitarra y algún disco de grupos pop de los 90.
En el colegio, por circunstancias, me tocó solfear muchas veces. Rara vez desafiné.

Hubieron series, programas, películas, con más música que interpretación; tal vez por eso mi único objetivo de la consola por excelencia fue practicar con unos listados de canciones.
Para los veranos en Almería preparaba listados de canciones, con unos años más aprendí a subir un par de tonos y trucos como el gran desconocido falsete.

Tú lo sabes, canciones que fueron mis psicólogas, mis motivaciones o mis objetivos.
La música es cosa de almas, oídos, gargantas... y también de memoria.
Diría que cada canción habla de un recuerdo importante.

Siempre estarán las que no quiera volver a escuchar, por debilidad, por un mal tiempo o una mala presentación, aquéllas que dieron pie a personas toxicas.
Mi nana de siempre reaparecerá, ya no hace falta que te pida "Lía" y llegará un momento que no tenga que no grite "Quedate a dormir".

Y quién sabe si volveré a oír por casa "Pimpón es un muñeco de trapo y de cartón..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario