31 oct. 2016

Lavado de cara

Todo es más fácil contigo al lado.

La sobredosis de ironía puede ser molesta en momentos, pero en realidad es muy necesaria.

Te quejas por mis huesecitos, pero, a la hora de comer, me animas a que coma una patata frita más o, simplemente, esperas a que me llene antes de ayudarme a terminar el plato.

No suele sentir sed insoportable, pero esta tarde, de regreso, sentía la boca como si hubiera tragado arena.
Sed de tus besos? Quién sabe.

Meter en la carpeta los papeles de la nevera, esperando motivos más importantes que una tabla de ejercicios o servilletas con frases... Qué ilusa, me dirán.
Pienso que los habrá. Creo que Faro entendería un poquito, Nieve seguro que sí.

Ya queda menos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario