3 feb. 2017

Sigue grabando

Cierro los ojos y parece que ya te oigo, y tus manos ya serpentean por mi espalda.
Exhalo y tu respiración me viste de seguridad a distancia.

No es tiempo, ni viajes, ni objetivos... ni siquiera polvos, que muchos dirán.
Dicen que lo mejor de la vida pasa y no se puede explicar.

Que la razón es cosa de locos.
Que,los momentos hay que vivirlos, no twitearlos.
Que las películas hay que calarlas, no verlas.

Siete almas ha dado muchas vueltas desde la primera vez que la vi.
Como la Bella y la Bestia, Cuestión de tiempo, Aladdin...

No es la película, actores, director....
Son los momentos.

Yo no vestí pijama de Campanilla en un verano cualquiera, ni empecé a sonreir con persona cualquiera.
Sonreir de verdad, de, eso que te duele la cara entera, la tripa y el aire se te queda a medias.

Pocas películas y personas, en momentos contados, son momentos de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario