16 jun. 2017

Con unos traguitos de sinceridad

Odio demasiado no sentirte.
Necesito demasiado recordarte.
Demasiado pronto, demasiado bien.

Me faltan tus broncas de «yo a tu edad».
Me sobran preguntas de «te parece bien?»

No hay comentarios:

Publicar un comentario