7 jun. 2017

Últimamente

Me desespera a menudo el silencio que no debería serlo.
Todo lo que diría a persona que ya no tienen oídos.

Es un mismo vacío que ya está durando demasiado, pero yo qué sé.
Ignorarlo es despreciar ese motivo de otro tiempo.
Siento mucha mas dependencia... cualquier respiración cerca me relaja, pero, cuando no, me sale la sonrisa al revés y viajar a otros tiempos.

Algunos con miedo y otros llenos.
Y qué más darán los lugares que pisé o no sé si serán míos.

Me siento en un constante inventario de objetivos cumplidos y por cumplir.
Con miedo y arrepentimiento, pero toda la ilusión del mundo.

Si me caigo, me levanto. Y si tengo heridas, las curo.
Pero los buenos momentos y encuentros, ésos se vienen conmigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario