23 feb. 2018

Promesas sin apagones

Vivo con tres promesas, por ahora.

No es tinta, no es algo que quiera tapar, de lo que me arrepienta.
Son estaciones por las que he pasado, el luhar de donde soy, el lugar donde sé que tendré hueco en un futuro.

Unos dicen que es incorrecta mi hiperresponsabilidad de otras vidas que terminaron, pero me funciona.
No puedo rendirme, por eso.

Creo en lo que he visto.
La balanza, aunque tarde, se equilibra.
Y veo que otra vez está tardando, aunque sea otro camino.
Pero ese camino me afecta.
Se forma caravana, y no tengo espacio suficiente para estirar la toalla y tomar esos rayos de sol.

Y que sí, ya sé que tengo estrellas.
Pero sólo iluminan, están demasiado lejos para dar calor.

Me paso de nostálgica, me paso de moñas... sí, me paso.
Pero todos pasamos de algo.
Yo hace ya un tiempo que decidí pasar de la gente que insiste en apagar a otros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario